| 2/15/2012 4:40:00 PM

Portugal vende 3.900 millones en subasta de deuda

Portugal recaudó el miércoles 3.000 millones de euros (3.900 millones de dólares) en una subasta de bonos a pesar de que existe inquietud de que una recesión cada vez más profunda podría obligar a la nación europea a pedir de nuevo ayuda financiera internacional.

LISBOA  — Portugal ha implementado fuertes recortes al gasto público para reducir su enorme deuda, pero luego de registrar una doble recesión en el 2011, el gobierno pronosticó una contracción de 3% para este año.

El decremento podría dejar a Portugal corto de fondos, lo que significa que sus socios europeos y el FMI podrían verse en la necesidad de hacer aportaciones adicionales a los 78.000 millones de euros (103.000 millones de dólares) que le prestaron al país el año pasado para que evitara la bancarrota.

Inspectores de los acreedores internacionales estarán en Lisboa el miércoles para iniciar una evaluación que determinará si Portugal esta cumpliendo con el acuerdo de reducción de gasto e implementado reformas económicas a cambio del rescate financiero. La evaluación tardará un par de semanas.

En tanto, el gobierno portugués dijo que el rendimiento de los bonos soberanos a tres, seis y 12 meses que subastó se mantuvo debajo de 5%, un nivel considerado manejable. La agencia encargada de la subasta dijo que vendió 300 millones de euros en bonos a tres meses con una tasa de interés de 3,84%, más 1.200 millones de euros en títulos a seis meses con rendimiento de 4,33%. Los bonos a 12 meses se vendieron con una tasa de 4,94%.

La demanda fue más de 10 veces superior a la oferta en los bonos a tres meses, y de más del doble en los otros vencimientos. Aunque el Tesoro no necesita los recursos porque las necesidades de financiamiento de Portugal están cubiertas por el paquete de rescate hasta el próximo año, quiere mantener presencia en los mercados para sondear el ánimo de los inversionistas. Su meta es recaudar 17.400 millones de dólares en bonos a corto plazo este año.

Las tasas de interés que Portugal paga en subastas de deuda han bajado en los últimos meses, por lo que el gobierno mantiene esperanzas de que el próximo año podrá empezar a vender deuda a largo plazo.

"La tendencia general en estas operaciones es que el nivel de riesgo de Portugal está bajando", dijo Filipe Silva, gerente de deuda del grupo financiero portugués Banco Carregosa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?