| 10/4/2011 12:40:00 PM

Portugal reducirá su presupuesto en Educación en 600 millones por la crisis

El Gobierno portugués tiene previsto recortar en 2012 su presupuesto en Educación en más de 600 millones de euros, informó en Lisboa el ministro de Educación portugués, Nuno Crato.

En un encuentro con la prensa extranjera, el ministro de Educación de Portugal precisó que la disminución del gasto es equivalente al 8 % del presupuesto total de ese departamento, estimado en cerca de 7.800 millones de euros.

"Es una reducción significativa, más teniendo en cuenta que es un sector en donde los gastos siempre subían", explicó Crato, matemático de formación y ajeno a la política hasta el pasado mes de julio, cuando fue nombrado por el nuevo Gobierno conservador portugués titular de Educación.

El ministro puntualizó, sin embargo, que ese ahorro no llevará una reducción de la plantilla ya existente, aunque sí obligará a frenar las nuevas contrataciones y a redistribuir profesores.

Una de las bases sobre las que descansa esta estrategia de recortes es la racionalización de escuelas por todo el país, lo que supondrá el cierre de algunos colegios y la reagrupación de alumnos en centros de mayor capacidad.

Crato justificó esta medida por la distribución de la población en Portugal, con grandes diferencias en el número de habitantes entre los grandes núcleos y las zonas rurales, lo que se reflejaba en la existencia de escuelas abiertas con un número inferior a 20 alumnos.

En su opinión, esta estrategia beneficiará también a los jóvenes, ya que facilitará "la diversidad de profesores y la convivencia con estudiantes" de otras zonas.

El ahorro estimado procederá, asimismo, de la eliminación de algunas "estructuras" administrativas del Ministerio y de los cargos directivos, según el ministro luso.

"La situación nos obliga a asumir cortes presupuestarios serios, no basta con ligeros ahorros", insistió.

Estas restricciones económicas tendrán igualmente su repercusión en la configuración de las prioridades educativas, entre las que destacan la atención a la enseñanza de portugués y matemáticas, áreas que serán reforzadas con más horas lectivas en detrimento de otras, como la educación sexual.

Crato citó como ejemplo el llamado "Programa Magallanes", uno de los planes "estrella" del anterior Ejecutivo -de signo socialista- a través del que se pretendía otorgar a cada alumno un ordenador portátil de bajo coste para mejorar sus competencias en informática, y que finalmente ha sido suspendido.

La misma política se seguirá a corto plazo con la enseñanza de idiomas extranjeros, y que continuará centrado en el inglés debido a su carácter "prioritario", por lo que no se prevé de momento la docencia de una segunda lengua como el español o el francés.

Respecto al negativo impacto que puede suponer para la competitividad de Portugal la marcha de licenciados debido a la falta de trabajo -después de que el Estado luso invirtiera en su formación-, Crato consideró que por el momento no es motivo de preocupación.

Sin embargo, admitió que esta fuga podría llegar a suponer un problema si no deja de crecer durante "cuatro o cinco años" de forma continuada.

El ministro luso explicó, además, que los recortes en el área de Ciencia serán también equivalentes al 8 % de su presupuesto actual, lo que obligará a "concentrar la inversión" en los mejores centros de investigación, aunque aseguró que no se cerrará ninguno.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?