| 8/17/2011 11:40:00 AM

Portugal paga 5 % de interés para colocar 1.157 millones en deuda

Portugal volvió a pagar hoy miércoles casi un 5 % de interés para colocar 1.157 millones de euros en letras a tres y seis meses, en línea con la rentabilidad exigida por los inversores desde que acordara su rescate financiero, en mayo.

Lisboa - Según los datos publicados por el Tesoro luso, el Estado adjudicó 985 millones de euros en deuda con vencimiento a tres meses a cambio de una penalización del 4,854 %, una décima menos que en la emisión del pasado 3 de agosto, cuando fue del 4,967 %.

En letras a seis meses, Portugal vendió 172 millones de euros a un interés del 4,989 %, tres centésimas por encima de la anterior subasta homóloga, del pasado 20 de julio, cuando la rentabilidad exigida fue del 4,96 %.

De esta forma, Portugal se quedó cerca de colocar el montante máximo de su emisión, establecido en 1.250 millones de euros.  La demanda para adquirir títulos a seis meses fue siete veces superior a la oferta, prácticamente el doble que en la anterior emisión; mientras que a tres meses la multiplicó por 1,8, casi un tercio menos que la última vez.

Los datos registrados en esta emisión reflejan de nuevo cómo se ha encarecido el acceso a financiación para Portugal, que hace justo un año pagaba un interés cinco veces menor (exactamente del 0,994 %) que el de hoy para colocar 775 millones de euros en letras a tres meses.

A seis meses, la penalización a la que se adjudicaban 660 millones de euros a principios de agosto de 2010 era del 1,96 %.

Precisamente esta dificultad para acceder a liquidez, derivada de la presión que ejercían los mercados sobre la deuda lusa, llevó a Portugal a solicitar en abril el rescate financiero de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, acordado finalmente un mes después en 78.000 millones de euros. 

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?