| 4/15/2011 12:20:00 PM

Portugal alcanza un superávit de 431 millones de euros en el primer trimestre

Portugal mejoró su cuenta de resultados durante el primer trimestre del año y el balance entre gastos e ingresos del Estado, la Seguridad Social y el resto de entidades públicas arrojó un superávit de 431 millones de euros.

Lisboa - Así se desprende de los datos preliminares facilitados por el Gobierno luso, que apuntan a que las medidas de austeridad recogidas en los sucesivos paquetes aprobados hasta el momento en el país han dado algunos frutos.

El saldo de la ejecución presupuestaria de estos tres primeros meses volvió al terreno positivo este año y se situó lejos del déficit de 1.311 millones de euros con el que se cerró el primer trimestre de 2010.

Por capítulos, el mayor cambio se registró en la cuenta de resultados del Estado, cuyo déficit se contrajo un 60 % hasta situarse en 1.019 millones de euros (-2.548 millones de euros en 2010).

En la Seguridad Social, el balance entre ingresos y gasto mejoró casi un 20 %, hasta alcanzar un superávit de 871 millones de euros.

Una mejoría similar a la registrada en la ejecución del resto de entidades públicas lusas, entre ellas el Sistema Nacional de Salud, y que aumentó un 15 %, hasta 579,6 millones de euros.

Según el Ejecutivo luso, los ingresos fiscales crecieron también un 15 % entre enero y marzo, mientras que el gasto efectivo del Estado cayó un 3,7 %.

Dentro de esta última partida, fue especialmente significativa la caída en los gastos de personal, que bajaron un 8,2 %.

Estas cifras fueron celebradas por el ministro de Presidencia luso, Pedro Silva Pereira, quien en una entrevista concedida a la televisión pública portuguesa calificó la ejecución presupuestaria de "excelente" y "mejor de lo previsto".

El ministro recordó que "nunca antes" Portugal había registrado una disminución del gasto público tan relevante y la consideró una prueba de que "los esfuerzos de los ciudadanos está dando resultados".

Silva Pereira se mostró confiado en que estos datos preliminares conocidos hoy acaben por convencer a los partidos de la oposición de que pese a la carrera electoral "Portugal necesita concretar" un nuevo programa de ajustes.

El país luso celebra comicios legislativos el próximo 5 de junio debido a la dimisión del primer ministro, el socialista José Sócrates, quien presentó su renuncia después de que todos los grupos rechazaran en el Parlamento el último plan de recortes elaborado por su Gobierno.

La presión de los mercados y sus cada vez mayores dificultades para acceder a liquidez obligaron a Portugal la semana pasada a recurrir a la ayuda de Bruselas y el FMI, que mandaron un equipo que ya se encuentra en Lisboa para evaluar las necesidades financieras, estimadas en cerca de 80.000 millones de euros para los próximos tres años.

Sin embargo, la unidad que solicitan las instituciones internacionales a los partidos políticos lusos para pactar un paquete de reformas que aplique el próximo Gobierno, sea cual sea su signo político, no se ha producido todavía, lo que suscita preocupación a nivel comunitario.

 

(Efe)

 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?