| 1/19/2009 12:00:00 AM

Porsche hace oferta por Scania, pero sin mucho interés

ESTOCOLMO - El fabricante de autos alemán Porsche realizó el lunes una oferta simbólica por Scania para cumplir con las regulaciones del mercado, pero reiteró que no tenía interés en el fabricante de camiones sueco.

Los reguladores suecos pidieron a Porsche que realizara una oferta después que ésta elevara su participación en el principal accionista de Scania, Volkswagen, por encima del 50 por ciento, lo que le dio un control indirecto.

Pero Porsche ya ha dicho que no tiene un interés estratégico en la sueca Scania y que no está interesado en comprar sus acciones.

Porsche Automobil Holding SE ofreció 68,52 coronas suecas por cada acción clase A de Scania, y 67,10 coronas por cada acción clase B, por debajo del precio de cierre del viernes y de apertura del lunes.

La oferta valúa a Scania en 31.600 millones de coronas suecas (3.900 millones de dólares).

"Parece improbable que el mercado tenga una visión positiva de una oferta por debajo de los niveles de cierre del viernes, por lo que probablemente se vea como una adhesión obediente a las reglamentaciones de oferta", dijo el analista de Danske Bank, Carl Holmquist.

"Porsche quiere destacar que la oferta no fue voluntaria", dijo la firma en un comunicado.

"Por lo tanto, Porsche no tiene ningún interés en adquirir acciones de Scania. Porsche no adquirirá ninguna acción de Scania fuera de la oferta. Porsche no tiene planes para operaciones futuras con Scania", agregó.

Porsche dijo que creía que su oferta no tendrá ningún efecto sobre los negocios, los empleados o la gerencia del fabricante de camiones.

"Esta es una gran formalidad, Porsche ha dejado en claro que no tiene ningún interés estratégico en Scania", dijo un analista del sector de camiones que pidió no ser identificado.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?