| 3/27/2012 1:20:00 PM

Por la sequía el sector sojero de Paraguay perderá US$1.800 millones

La producción de soja en Paraguay disminuyó un 49,5 por ciento en la campaña 2011-2012 con respecto a la anterior a causa de la sequía, lo que supondrá unos $US1.800 millones de pérdidas, informaron hoy fuentes del sector, el principal para la economía del país.


"Tuvimos un rendimiento promedio de 1.473 kilos por hectárea contra el mayor rendimiento de todos los tiempos, de 2.917, el año pasado", afirmó en una rueda de prensa el asesor técnico del Instituto de Biotecnología Agrícola, Luis Cubillo, que elaboró un informe a instancias de las cámaras gremiales.

De los 8,63 millones de toneladas producidos en la campaña de 2010-2011 se pasará a 4,36 toneladas en 2011-2012, por lo que se "dejaran de ingresar un promedio de US$1.836 millones  a la economía del país". La soja es el principal rubro de exportación de Paraguay, que el año pasado vendió 5,14 millones de toneladas e ingresó US$2.295 millones  por esta oleaginosa, cifra que representó el 41,6 por ciento del total exportado.

Cubilla, que presentó el informe en la sede la Unión de Gremios de la Producción, explicó que la causa principal del magro resultado de la última campaña es la alta variabilidad climática, con niveles de lluvia por debajo y temperaturas muy por encima de lo normal. Entre las regiones más afectadas, mencionó los departamentos de Misiones, centro-sur en la frontera con Argentina, que registró un decrecimiento de producción del 67,8 por ciento, y el meridional de Itapúa, granero del país, con el 59 por ciento.

La soja, cultivada por alrededor de 42.000 productores, gran parte de ellos en la franja fronteriza con Brasil por colonos procedentes del vecino país, es la principal fuente de ingreso de divisas de paraguay, seguida de la carne bovina. 

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?