| 8/29/2007 12:00:00 AM

Por la seguridad financiera

En cinco años de existencia, el proyecto Frentes de Seguridad Empresarial, creado por la Asociación Bancaria y la Dirección Central de la Policía Judicial – DIJIN, ha adelantado cerca de 2.575 procesos investigativos sobre fraudes financieros y 755 capturas.

Como parte del desarrollo de este proyecto, hoy la Asociación Bancaria le entregó al grupo contraatacos de la Dijin, 4 equipos de cómputo, 6 equipos de comunicación, renovó la red de comunicación de 29 equipos y activó el servicio de consulta de antecedentes en la base de datos de la policía, para ampliar la cobertura de la red de comunicación y dotar a los miembros del grupo Contra Atracos de herramientas que faciliten su labor investigativa.

Como recomendaciones para evitar los fraudes en las entidades financieras, las autoridades recomiendan:

- Evitar aceptar ayuda de personas extrañas para realizar sus transacciones. Si requiere instrucciones sobre la utilización de este medio, diríjase a la oficina más cercana y solicite esta información únicamente a los asesores comerciales.


- No seguir instrucciones ni indicaciones en avisos adjuntos al cajero que le ordenen marcar la clave de su tarjeta varias veces. Además, nunca encontrará dentro del cajero, afiches, avisos en donde se solicite información personal, ni la de sus tarjetas.

 

- Cerciorarse de que nadie observe su clave personal.

- Durante la permanencia en la entidad bancaria: Identificar plenamente los funcionarios del banco y entregue la transacción únicamente al cajero en el momento de llegar a la ventanilla. Al retirar efectivo, evitar contarlo en presencia de otras personas y debe guardarse en un lugar seguro.

 

- Después de salir del banco o cajero: Evitar desplazarse en tramos largos a pie, observar vitrinas durante largo tiempo o hablar en la calle. Si ha realizado transacciones de grandes sumas de dinero, solicite a una persona de confianza que lo acompañe, o utilice el servicio especial de transporte de su entidad bancaria.

Ojo con los cajeros
Algunas de las formas que más se utilizan para robar en cajeros electrónicos son:

- El copiado de banda. Este se utiliza para obtener la clave y la información de la banda magnética y tener acceso a los recursos de la gente. Para obtener el PIN en las tarjetas débito, también existen cámaras inalámbricas que envían la señal de video en forma remota, con la cual graban el número del PIN y se utiliza en otras transacciones.

Otra forma es decirle a la persona que inició la transacción en un cajero que se pase al otro porque hay una fila muy larga, el cliente no cancela la transacción y el ladrón la continúa.

Los ladrones también dejan pedazos de papel o láminas pequeñas para bloquear el teclaro, y el usuario solo lo nota después de haber digitado su clave. En ese momento se retira del cajero y el delicuente es quien realiza la transacción.

- Phishing: uno de los procedimientos mas frecuentes en esta modalidad de fraude es el envío de un correo electrónico con un mensaje muy convincente que invita a la persona a ingresar, mediante un enlace (link), a la supuesta página de su banco, tambien utilizan ventanas emergentes o Pop-Up al navegar en internet donde le solicitan escribir su usuario y clave.

- Keylogger: es una modalidad de robo en la cual se usa un software que copia toda la información que esta digitando el cliente en el teclado sin que el se de cuenta de lo que está ocurriendo. De esta forma copian las claves de tarjetas y se conoce el movimiento entre cuentas.

Para evitar este tipo de robos, la Asociación Bancaria sostiene que en varias entidades han decidido que los empleados revisen los cajeros automáticos con frecuencia para asegurarse de que no han sido alterados. También se realizan rondas conjuntas de varias entidades, en temporadas especiales, para los cajeros automáticos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?