| 12/24/2007 12:00:00 AM

Por primera vez en años, una alegre Navidad en Belén

Por primera vez en años, las celebraciones navideñas en Belén fueron alegres, al arracimarse el lunes en sus calles peregrinos cristianos de todo el mundo para celebrar el nacimiento de Jesús en una atmósfera de renovada tranquilidad.

BELEN, Cisjordania  _ Luego de estallar enfrentamientos entre palestinos e israelíes en el 2000, la mayor parte de las personas que se congregaban durante los festejos navideños en la Plaza del Pesebre, en el centro de esta ciudad bíblica, eran palestinos del lugar. Pero este año hubo gran cantidad de turistas de todo el mundo, que previamente evitaban el lugar por temor a actos de violencia.

Tiago Martins, de 28 años, procedente de Curitiba, Brasil, dijo que le entusiasmaba la visita. Las nuevas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos le aseguraron que no habría amenazas a su seguridad, dijo, antes de cruzar de Jerusalén a Belén.

"La idea de que se trata de una ciudad cristiana me tranquiliza. Creo que viajar a la Cisjordania es más cómodo a partir de Annapolis", dijo Martins, aludiendo a la conferencia de paz entre israelíes y palestinos realizada en Estados Unidos el mes pasado.

El alcalde de Belén Victor Batarseh pronosticó hace algunos días que el cese de la violencia podría contribuir a la llegada de unos 65.000 turistas estas Navidades. Esa cifra cuadruplica el número de turistas que visitaron Belén en el 2005.

Aún así, hay signos evidentes del conflicto en que han muerto 4.400 palestinos y 1.100 israelíes en los últimos siete años.

Muros de concreto de unos ocho metros de altura (25 pies) rodean Belén en tres zonas, parte de la valla de separación que Israel está construyendo para impedir ataques desde Cisjordania. Los palestinos denuncian que la valla, que se interna en partes en la Cisjordania, es una forma velada de quitarles tierras.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?