| 5/2/2008 12:00:00 AM

Popularidad de Uribe baja, imagen Congreso Colombia se desploma

Bogotá.- La popularidad del presidente de Colombia, Alvaro Uribe, bajó a un 79 por ciento, mientras que la del Congreso se desplomó al 32 por ciento, en medio del escándalo por la captura de varios legisladores acusados de nexos con los paramilitares, reveló el viernes una encuesta.

El sondeo de la firma Gallup Colombia precisó que la popularidad del presidente cayó tres puntos desde la medición de marzo cuando registró un 82 por cuento, su mayor nivel desde que asumió el poder en el 2002.

Sin embargo, la caída en la imagen de Uribe no fue asociada directamente a la denominada crisis de la "parapolítica" que se agravó en las últimas semanas con la captura de varios legisladores, incluido el ex senador Mario Uribe, primo del mandatario.

El presidente de Gallup en Colombia, Jorge Londoño, dijo que el alto margen de confianza en Uribe se sostiene porque los ciudadanos se sienten más seguros y ese sentimiento hace que el optimismo en el país se mantenga alto y los niveles de popularidad de Uribe prácticamente no se vean afectados por los problemas de parapolítica.

El Congreso tenía en marzo una imagen favorable del 53 por ciento, pero en el más reciente sondeo cayó a 32 por ciento, mientras que la percepción negativa aumentó del 35 a un 54 por ciento.

El resultado de la encuesta ratificó una percepción general del grado de deslegitimación al que ha llegado el Congreso y que llevó a varios sectores políticos a pedir su revocatoria y convocar a nuevas elecciones, opción que por el momento Uribe descartó.

El Congreso de Colombia es sacudido por una crisis política y un escándalo que mantiene en la cárcel a por lo menos 32 legisladores, mientras que más de 30 son investigados por sus presuntos nexos con los escuadrones de ultraderecha.

La mayoría de investigados y detenidos son aliados de Uribe, quien pese al escándalo mantiene una alta popularidad.

Los congresistas son acusados de haber hecho acuerdos con los antiguos paramilitares o de haber recibido apoyo económico o logístico para ser elegidos con votos de regiones controladas por esos grupos armados ilegales.

Pese a que esos grupos armados ilegales acusados de masacrar a miles de civiles en medio de su lucha contra la guerrilla se desmovilizaron y más de 31.000 combatientes entregaron las armas en una negociación de paz con el Gobierno, sus antiguos comandantes han confesado las relaciones que tuvieron con políticos.

La encuesta incluyó 1.000 entrevistas en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, con una confiabilidad del 95 por ciento y un margen de error entre 3 y 5 por ciento.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?