| 5/2/2008 12:00:00 AM

Política fiscal Brasil, clave para nueva nota: S&P

Nueva York.- Brasil necesita fortalecer su política fiscal e impulsar el crecimiento económico para obtener una calificación de riesgo más alta, dijo el viernes la agencia Standard & Poor's.

Lisa Schineller, analista de Brasil de S&P, dijo en una teleconferencia con inversores y periodistas que la agencia espera ver una caída más acentuada del ratio deuda/Producto Interno Bruto (PIB) antes de elevar la nota del país nuevamente.

"Nosotros tenemos en el horizonte de previsiones una caída muy lenta de la relación deuda/PIB. La reducción más aguda de esta tasa es una cuestión clave," dijo Schineller.

"Pero eso viene de una combinación de aumento de los esfuerzos fiscales de Brasil (...) con políticas que impulsen más el crecimiento," agregó.

La analista dijo que Brasil tiene actualmente una política fiscal expansionista, que es necesaria para atender sus necesidades de mejora de infraestructura. Pero, indicó, hay espacio también para una mejora en la composición de los gastos públicos y hasta para alguna reducción de gastos por medio de un aumento de los ingresos.

Buena parte del establecimiento de nuevas prioridades del presupuesto brasileño va a depender de más reformas estructurales, que requieren decisiones políticas, indicó Schineller.

La analista describió el proyecto de reforma tributaria enviado por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva al Congreso a fines de febrero como "una propuesta muy fuerte."

La eventual aprobación de esa reforma no fue tenida en cuenta en la reciente elevación de la calificación de la deuda de largo plazo del país, explicó.

El miércoles, S&P subió la nota de la deuda soberana del país a "BBB-," primer nivel dentro del llamado grado de inversión.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?