| 3/2/2009 12:00:00 AM

Política energética EEUU se centra menos en bombeo OPEP

(WASHINGTON) Recientes comentarios del secretario de Energía de Estados Unidos, Steven Chu, parecen marcar un cambio en la política energética, trasladando el énfasis desde la OPEP y la oferta de petróleo a una agenda para reducir la demanda por crudo y promover energías renovables.

Chu recientemente provocó sorpresa al decir que la OPEP no estaba en el "ámbito" de sus responsabilidades, y admitió que no conocía la posición del Gobierno sobre un posible recorte de la producción cuando el grupo se reuna en Viena el 15 de marzo.

Los comentarios muestran un fuerte contraste con los de algunos de sus predecesores, quienes rutinariamente presionaban a la OPEP para que aumentara la oferta, y son evidencias de que Chu, un físico ganador del premio Nobel, ha roto el molde de su cargo.

"Hemos estado luchando con la OPEP durante más de 40 años y realmente no hemos logrado ningún progreso en domeñarlos", dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch & Associates de Galena, Illinois.

"Chu está dando señales de un menor énfasis en el petróleo de Oriente Medio, y es claro que iremos en una dirección más verde", agregó.

Otros secretarios de Energía se han centrado en garantizar las importaciones y aumentar los suministros domésticos para satisfacer la voraz demanda de energía de Estados Unidos, pero Chu ha dicho que impulsará la energía renovable, promoverá el ahorro de energía y combatirá el calentamiento global.

"Invertir en investigación innovadora, hacer a las casas y a las empresas más eficientes en energía y desarrollar la energía solar, la eólica, la biomasa y otras fuentes limpias (...) ayudará a garantizar que Estados Unidos vuelva a encabezar al mundo en la confrontación de nuestros desafíos económicos, energéticos y climáticos globales", dijo Chu la semana pasada sobre el nuevo presupuesto del gobierno del presidente Barack Obama.

El Gobierno espera que el cambio en el foco de inversión cree millones de puestos de trabajo al mismo tiempo que reduce la dependencia del país en el petróleo extranjero, dijo la portavoz del departamento de Energía, Stephanie Mueller.

"El secretario Chu es extremadamente inteligente", dijo Guy Caruso, ex jefe de la Administración de Información de Energía y actualmente asesor del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

"A largo plazo centrarse en las fuentes renovables y en la eficiencia tiene de seguro sentido", añadió.

Sin embargo, Chu debería cometer el error de dar a la Organización de Países Exportadores de Petróleo la impresión de que a Estados Unidos no le importa si la producción se reduce nuevamente, según el experto Ben Lieberman de Heritage Foundation.

La OPEP ya ha acordado sacar del mercado de petróleo 4,2 millones de barriles de petróleo para combatir la fuerte caída de los precios, y miembros del grupo han dicho que podrían considerar ampliar el recorte en Viena.

Un fuerte rebote de los precios del petróleo podría dificultar la recuperación económica, dijeron expertos.

"(Chu) debería haber dicho algo sobre que es del interés del pueblo estadounidense que la OPEP no recorte la producción", dijo Lieberman.

Pero incluso si ahora adopta una línea dura, Chu tendría poca influencia sobre lo que decida la OPEP en su reunión, porque los productores de petróleo están sufriendo por la caída de los ingresos del petróleo, debido al colapso de los precios y de la demanda.

 

 

(REUTERS) 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?