| 5/3/2010 11:40:00 AM

Policía de Nueva York interroga a dueño de carro bomba

Los investigadores entrevistaron al dueño de una camioneta deportiva que fue hallada con explosivos para un fallido atentado en el corazón de Manhattan, dijeron el lunes varios policías que se negaron a divulgar de inmediato el resultado del interrogatorio.

Nueva York  — Paul Browne, el subcomisionado del Departamento de Policía para prensa, no especificó qué dijo el dueño del vehículo.

La camioneta, una Pathfinder de Nissan modelo 1993, de color oscuro, no tenía un número de identificación visiblemente claro pero estaba marcado en el motor y en el eje principal. Sus matrículas provenían de un vehículo encontrado en una tienda de reparaciones de Connecticut.

Los investigadores también esperaban el lunes hablar con un hombre de mediana edad que fue grabado por una videocámara de seguridad quitándose la camiseta cerca del vehículo donde se encontraba la bomba.

El video, hecho público el domingo, muestra a un hombre no identificado y de unos 40 años, caminando por Shubert Alley, y quitándose la camiseta, revelando otra debajo. En el video, mira hacia el vehículo mientras echa humo y coloca furtivamente la primera camiseta dentro de una bolsa.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, hablando en los programas televisivos por la mañana, advirtió que la persona captada por las videocámaras podría no ser un sospechoso.

"Hay millones de personas que pasan por Times Square", dijo. "Esa persona resulta que estaba en una posición en que la cámara pudo obtener una buena imagen suya, y quizás él tengo algo que ver con esto pero existe una buena posibilidad de que no. Estamos investigando muchas pistas".

Bloomberg también reiteró en el programa "Good Morning America" del canal ABC que no hay pruebas "legítimas" de que terroristas extranjeros estén relacionados con el ataque.

Al final, el explosivo se consumió y la ciudad y sus residentes pudieron considerarse afortunados de nuevo: afortunados de que un vendedor ambulante viera humo saliendo del carro aparcado en una de las calles más frecuentadas de Estados Unidos, afortunados de que las autoridades respondieran con rapidez, y afortunados de que los aspirantes a terroristas fueran lo suficientemente torpes como para crear una bomba que no fue capaz de estallar.

Sin embargo, el incidente fue suficiente como para sacudir los nervios de cualquiera y provocar una frenética investigación en lo que miembros del Departamento de Policía de la ciudad han descrito como el complot de carro bomba más serio en la ciudad desde el primer ataque al Centro de Comercio Mundial en 1993, cuando seis personas murieron y más de 1.000 resultaron heridas.

"Claramente, era la intención de quien fuera que hizo esto generar el caos, provocar víctimas", dijo el comisionado de Policía Raymond Kelly.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?