| 2/15/2008 12:00:00 AM

Planta de propano de respaldo en capital Chile estaría lista en junio

Santiago de Chile.- Una planta de gas propano, con la que se busca asegurar el suministro de la capital chilena en medio de un fuerte déficit energético en el país, estaría lista en junio tras la reciente aprobación de su estudio de impacto ambiental, dijo el viernes la distribuidora Metrogas.

Santiago, con más de 6 millones de habitantes, cuenta actualmente con dos plantas de respaldo en la zona sur y centro, y ante las fuertes restricciones que ha aplicado Argentina a sus envíos de gas natural hacia Chile, Metrogas optó por construir una tercera en el este de la ciudad.

En mayo del 2007, Metrogas recibió una autorización provisional para empezar algunas de las obras y la noche del jueves, el estudio de impacto ambiental del proyecto fue aprobado, aunque con condiciones.

"Ni bien seamos notificados empezaremos con la instalación de los equipos, estanques de almacenamiento, compresores, mezcladores, vaporizadores, entre otros. Mientras tanto, lo que vamos a hacer probablemente es ir desplazándolos hacia el lugar," dijo Klaus Luhrmann, gerente de Contratos y Nuevos Negocios de Metrogas, en entrevista telefónica con Reuters.

La Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de la Región Metropolitana informó que está elaborando su resolución y que tiene 10 días hábiles por ley para notificar de su decisión a Metrogas, que abastece a unas 350.000 residencias y 20.000 comercios de Santiago.

"Si nosotros lo miramos desde el punto de vista estrictamente técnico, debiéramos estar hacia fines de junio con la planta en condiciones de operar a plena carga," agregó, aunque precisó que el plazo podría extenderse si surgen nuevas dificultades con los vecinos y la autoridad de la zona.

La ubicación de la planta, cercana a un barrio residencial, ha provocado molestias entre algunos habitantes y la autoridad del lugar, que consideran insuficientes las vías de acceso y temen por su seguridad, por lo que buscan frenar su construcción ante la justicia.

La autoridad ambiental pidió a Metrogas implementar sistemas de control de fuga, incendios, derrames y accidentes, además de la construcción de caminos alternativos para que circulen vehículos pesados.

La Corema también demandó que la planta empiece a operar, máximo por un plazo de cinco años, una vez que se hayan agotado las opciones que posibiliten el suministro de gas en Santiago.

"Originalmente teníamos previsto unos 10 millones de dólares de inversión, pero probablemente estaremos por encima de eso porque tenemos que hacer cambios viales y trabajos que no estaban contemplados originalmente," dijo Luhrmann.

"La inversión debería ser del orden de 13 millones o algo así," agregó.

Al comentar el tema, el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, negó que el Gobierno haya influido en la decisión de la Corema de aprobar el estudio de impacto ambiental del proyecto, aunque resaltó la búsqueda de alternativas para asegurar el suministro de gas en la ciudad.

"Si vamos al tema de fondo yo creo que en definitiva estamos frente a una crisis energética brutal. Estamos frente a unas restricciones insólitas en cuanto a gas y, por consiguiente, no podemos quedar inermes frente a la posibilidad cierta de que la población de Santiago quede sin gas durante el invierno," dijo el funcionario a periodistas.

Pero la palabra final sobre el proyecto no ha sido dicha aún. La Corte Suprema revisará en marzo la apelación presentada por el municipio de Peñalolén, donde se ubica la planta, al permiso preliminar de obras.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?