| 11/6/2007 12:00:00 AM

Planta de alcohol carburante em Boyacá será zona franca

Por tratarse de una inversión superior a US$16 millones y que brinda empleo a más de 500 personas, el proyecto de Tuta podrá funcionar como un Zona Franca Uniempresarial.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, aprobó como proyecto de Zona Franca la planta de alcohol carburante a partir de la remolacha azucarada, que comenzará operaciones en junio de 2009, en el municipio de Tuta (Boyacá).

Por tratarse de una inversión superior a US$16 millones y que brinda empleo a más de 500 personas, el proyecto de Tuta podrá funcionar como un Zona Franca Uniempresarial. Al estar en régimen franco, la planta de alcohol carburante pagará tan sólo el 15% de impuesto a la renta y estará exenta de IVA y aranceles para importar las materias primas.

“Se trata de una gran estrategia de desarrollo para Boyacá, pues estamos hablando de 10.000 hectáreas en remolacha y de US$270 millones en inversión nueva y productiva”, destacó el titular de la cartera de Comercio.

La primera planta operará en Boyacá y la segunda en Cundinamarca, donde se prevé una producción por día de 600.000 litros a partir de 2010.

El impacto social de la iniciativa será de grandes dimensiones: en un primer momento se prevé una generación de 6.000 empleos, entre directos e indirectos. El Ministro Plata estima que la inversión de las dos plantas es de 270 millones de dólares.

Para una segunda fase el proyecto apunta a implementar 3 plantas en la Costa Atlántica; es decir que serán 5 plantas que producirán combustible a base de remolacha azucarada tipo exportación.


La capacitación de los empleados se hará mediante una alianza estratégica entre el Grupo Maquiltec y Campos de Chile con el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena. La formación técnica se brindará prioritariamente a los habitantes de la región.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?