| 1/22/2009 12:00:00 AM

Planes petroleros del Perú chocan con nueva realidad

Lima.- Los planes del gobierno peruano de invertir 1.000 millones de dólares para modernizar una vieja refinería estatal, así como una suma aún mayor para mover crudo pesado, se han estrellado con la realidad de los bajos precios.

El ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, dijo a periodistas el jueves que los planes de inversión para modernizar y expandir la refinería de Talara, construida por Standard Oil Company (ex-Esso) en 1954, con una capacidad actual de procesar 62.000 barriles de crudo, se van a "revisar y reformular" debido a los bajos precios.

Hasta hace pocos meses el antecesor de Sánchez en el cargo, Juan Valdivia --quién renunció en octubre junto a otros funcionarios por un escándalo de posibles coimas--, así como otros altos funcionarios, sostenían que la ampliación de la refinería a 95.000 barriles se realizaría de todas maneras.

La empresa estatal Petroperú llegó a adquirir licencias para permitir innovaciones en la refinería como la de darle capacidad de procesar crudos más pesados y producir más gasolina. También inició un proceso formal de licitación para la construcción e ingeniería que todavía no se ha cerrado, pese a que ya ha tenido varios retrasos.

La única forma que el proyecto de ampliar Talara se lleve a cabo, dijo Sánchez, es si éste puede justificar la inversión.

El ministro también se refirió a inversiones requeridas por el estado para que la empresa privada Perenco, con sede en París, pueda desarrollar campos de crudo muy pesado, en el extremo norte, en plena región amazónica a unos 500 kilómetros de distancia de cualquier oleoducto e infraestructura más cercana.

"Todo hace indicar que el tema se tiene que revaluar", dijo Sánchez.

La empresa Perenco, que adquirió los derechos sobre el lote un año cuando los precios estaban por encima de los 100 dólares por barril, no ha comunicado ninguna intención de paralizar sus planes.

Silvana Hurtado, representante de la empresa, dijo por teléfono a la AP el jueves que no había ningún funcionario disponible para informar si el proyecto continuará adelante.

Petroperú había dicho anteriormente que realizaría una inversión de poco más de 1.000 millones de dólares adicionales para expandir oleoductos en la selva norte y conectar con el campo que desarrollaría Perenco. Los costos incluirían sistemas de tuberías paralelas para llevar gasolina por cientos de kilómetros desde la costa a través de montañas hacia la selva para aligerar el crudo.

Sin la tubería de Petroperú, Perenco tendría que asumir todo el costo de los ductos que se sumaría a los más de 1.000 millones de dólares de gastos que enfrentaría para desarrollar sus campos, si decidiera continuar.

El presidente Alan García anunció en diciembre de 2006 que al final de su mandato Perú iba a ser exportador neto de petróleo crudo, gracias al lote 67 que ahora tiene Perenco.

Perú exporta el crudo Loreto, que produce la empresa Pluspetrol, muy pesado para ser procesado en su totalidad localmente, pero importa mayores volúmenes de mejores crudos que trae de Ecuador, Colombia y Venezuela, principalmente, convirtiéndose así en un importador neto de crudo desde hace décadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?