Revista Dinero

| 2/14/2013 11:53:00 AM

Plan para proteger a la Tierra de impacto de asteroides

Por primera vez un grupo de trabajo de Naciones Unidas ha propuesto un plan de coordinación internacional para detectar asteroides.

Viena - "El riesgo de que un asteroide choque contra la Tierra es extremadamente pequeño, pero, en función del tamaño del asteroide y del lugar del impacto, las consecuencias pueden ser catastróficas", indica un informe entregado esta semana a los Estados miembros por parte de la Oficina de la ONU para el Espacio Exterior (Unoosa).

El informe de 15 páginas al que ha tenido acceso Efe, se titula "Recomendaciones del Equipo de Acción sobre objetos cercanos a la Tierra para una respuesta internacional a la amenaza de un impacto", y ha sido elaborado por un grupo de trabajo creado en 2007 en Viena.

Ahora se conocen unos 20.000 asteroides cercanos a la Tierra, de los que alrededor de 300 son potencialmente peligrosos, explica a Efe el director del grupo de trabajo que redactó el documento, el mexicano Sergio Camacho.

Hasta 2020, el experto augura que se detectará hasta medio millón de asteroides cercanos a nuestro planeta gracias a la mejora de la tecnología de localización.

"Son objetos que están ahí, pero no sabemos dónde están", recalca.

En caso del asteroide DA14, de unos 40 metros de diámetro, y que pasará mañana muy cerca de nuestro planeta, "si impactara en Londres, por ejemplo, probablemente destruiría toda su zona metropolitana", destaca el experto.

"A diferencia de lo que ocurre con los terremotos, los huracanes y otros peligros naturales, frente a los asteroides podemos hacer algo, sobre todo si los encontramos con mucha anticipación", sostiene.

De esta forma, el documento considera "prudente y necesario" establecer criterios y planes de acción para no perder tiempo en "debates prolongados" dado que una misión espacial para desviar un asteroide requiere de mucho tiempo y "el disponible antes del impacto previsto puede ser escaso".

Así, se recomienda establecer una red internacional para detectar los asteroides con un rumbo de colisión con la Tierra lo antes posible, y fijar claros procedimientos de actuación.

El informe destaca que ya existen las infraestructuras para esta red, pero que se requiere de "un centro de intercambio de informaciones reconocido internacionalmente".

Además, recomienda a los Estados con organismos espaciales "crear un grupo asesor para la planificación de misiones espaciales", que recibiría el respaldo de la ONU en nombre de la comunidad internacional.

Ese grupo estaría encargado de estudiar fórmulas para "la defensa del planeta" con "una capacidad de desviación eficaz".

Por último, el informe recomienda establecer una planificación y coordinación para responder a posibles desastres en caso de que no se pueda detectar un impacto de asteroide por las actuales limitaciones tecnológicas.

"Tal vez no se puedan detectar objetos de entre 30 y 300 metros de diámetro ni de emitir alertas de impacto" a tiempo, por lo que hay que contar con planes de respuesta similares a otros grandes desastres naturales, advierte.

El documento no menciona ningún proyecto concreto, como la Misión Don Quijote, un plan desarrollado por empresas españolas y seleccionado por la Agencia Espacial Europea (ESA), que propone el envío de dos sondas, una para impactar contra el asteroide y otra para calcular si se ha conseguido desviar la trayectoria.

Camacho detalla a Efe que una posible misión dependería del tamaño, velocidad y cercanía del objeto espacial.

En caso de que el cuerpo espacial se descubra a tiempo se le podría acoplar un satélite artificial que variaría poco a poco su rumbo, mientras que otra modalidad sería que un vehículo espacial impactara contra el asteroide.

"Y si no hay tiempo, se debería utilizar algún tipo de dispositivo nuclear" que estallase cerca del asteroide para desviar o ralentizar su trayectoria, pero sin fragmentarlo.

Camacho considera que el coste económico de desarrollar el plan de acción no debería constituir un problema.

"Si uno ve el daño que puede tener el impacto de un asteroide en una zona urbana con el costo de un lanzamiento (espacial), no es nada", subraya.

El documento aún puede sufrir variaciones antes de ser adoptado, hasta el próximo día 22, por una Subcomisión científica en Viena, y en junio, por la Comisión de la ONU sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos.

Entonces se someterá a votación, en octubre, en la Asamblea General de Naciones Unidas, según detalla el experto mexicano, que confía en que el documento no sufra grandes alteraciones. 

EFE
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×