| 12/6/2007 12:00:00 AM

Plan hipotecario de Bush congelaría tasas de interés por 5 años

El gobierno logró consolidar un acuerdo para congelar las tasas de interés para hipotecas de alto riesgo durante cinco años, con el fin de combatir una tendencia creciente a la ejecución por cese de pagos, indicaron el miércoles asesores del Congreso.

Washington.- Los asesores, que hablaron bajo condición de permanecer anónimos porque los detalles del convenio no han sido divulgados, indicaron que la moratoria de cinco años representa un acuerdo entre los deseos de los reguladores bancarios para instalar un marco de más tiempo, de hasta siete años, y el sector de las hipotecas, que argumentaban que esta moratoria sólo debería durar uno o dos años.

Otra persona cercana a las negociaciones indicó que el plan de congelación de tasas aplicará a los clientes que tienen préstamos desde el comienzo del 2005 hasta el 30 de julio del presente año, con tasas que deberán aumentar entre el 1 de enero del 2008 y el 31 de julio del 2010.

El gobierno informó que el presidente George W. Bush hablará el jueves sobre este acuerdo en la Casa Blanca, y el Departamento del Tesoro anunció que su secretario, Henry Paulson, y el secretario de Vivienda y de Desarrollo Urbano, Alphonso Jackson, sostendrán una conferencia de prensa conjunta el jueves por la tarde junto con funcionarios del sector hipotecario.

El Departamento del Tesoro también anunció que habrá una conferencia técnica para explicar más detalladamente la propuesta.

Paulson, quien encabezó los esfuerzos para elaborar un plan, dijo el lunes que el programa sólo estaría disponible para las casas ocupadas por los propietarios, para garantizar que no beneficie a los especuladores de bienes raíces.

El plan surgió de las conversaciones que sostuvieron Paulson, otros reguladores bancarios y los bancos, así como los inversionistas en empresas hipotecarias y grupos de consumidores, que buscan frenar una gran cantidad de suspensiones de pagos.

Estas suspensiones se calculan hasta en unos dos millones de hipotecas, que se vieron afectadas porque tenían bajas tasas de interés introductorias y que repentinamente subieron.

En muchos casos, las tasas más altas elevaron los pagos mensuales hasta en un 30%, lo que hizo muy difícil que mucha gente pudiera cumplir con esas obligaciones y se mantuviera al corriente en los pagos de sus préstamos.

El plan fue diseñado para los dueños de casas que han pagado a tiempo con tasas de introducción más bajas, pero que no pueden pagar una tasa de interés más alta.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?