| 1/8/2009 12:00:00 AM

Plan fiscal de Obama encuentra oposición en el Senado

Washington.- Las propuestas de créditos fiscales del presidente electo Barack Obama se toparon el jueves con la oposición de varios senadores de su propio partido, según los cuales no servirán de mucho para estimular la economía o crear puestos de trabajo.

Los senadores de ambos partidos acordaron que el Congreso debería hacer algo para estimular la economía. Empero, los legisladores demócratas que asistieron a una reunión privada de la Comisión de Hacienda de la cámara alta criticaron las reducciones fiscales a empresas e individuos contenidas en el plan de Obama.

En particular se opusieron a la idea de otorgar un crédito fiscal de 3.000 dólares a las empresas que contraten o recapaciten laboralmente a sus obreros.

"Si fuera un empresario, dudo que contrate personal si me dan varios miles de dólares en créditos y no puedo vender lo que producen", dijo el senador Kent Conrad, miembro de la comisión.

"Creo que es un error", insistió Conrad.

El senador demócrata John Kerry indicó que "preferiría gastar el dinero en infraestructura, o inversiones directas, en la conservación de energía, en otro tipo de cosas que crean un verdadero puesto de trabajo más directa, más rápidamente y con mayor certeza".

El plan de estímulo económico impulsado por Obama seguramente crecerá a unos 800.000 millones de dólares o más. Unos 300.000 millones del plan de Obama serán destinados a reducciones o créditos fiscales para personas y empresas.

Una de las previsiones dará una reducción fiscal de 500 dólares a la mayoría de los trabajadores, y de 1.000 dólares por pareja, con un costo de 140.000 a 150.000 millones de dólares a lo largo de dos años. Las reducciones fiscales individuales podrían ser adoptadas reteniendo menos impuestos en las pagas de los trabajadores, con un aumento del balance disponible de 10 a 20 dólares por semana.

El senador demócrata Ron Wyden puso en duda que una reducción tan modesta cambie los hábitos de gasto de los consumidores.

"En tiempos difíciles, la gente no responde bien a los cambios marginales, como una pequeña cantidad de dinero agregada a las nóminas", indicó Wyden.

El senador demócrata Max Baucus, presidente de la Comisión de Hacienda, dijo esperar someter a votación el plan de estímulo económico en unas dos semanas, lo que podría coincidir con la semana en que Obama juramente el cargo presidencial. Muchos senadores esperan aprobar el plan para mediados de febrero.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?