| 8/20/2010 11:40:00 AM

Plan de capitalización Petrobras

Petrobras está preparando una masiva oferta accionaria que incluiría un canje con el Gobierno de petróleo, por títulos de la empresa, que es crucial para los ambiciosos planes de explotación de reservas en aguas profundas.

Rio de Janeiro.- Petrobras espera lanzar en septiembre un complejo plan, en el que el Gobierno intercambiará 5.000 millones de barriles de petróleo por acciones de la empresa, mientras que los inversionistas privados deberán comprar los papeles de la petrolera.

La transacción, que en total podría ascender a hasta US$85.000 millones, ahora depende del precio por barril de petróleo que se usar en el canje.

Una larga disputa entre Petrobras y el Gobierno por el precio a pagar por el crudo podría dar lugar a que o la petrolera pague mucho por las reservas de crudo o se vea forzada a demorar la operación.

A continuación, los escenarios en torno a la transacción:

Las dos partes acuerdan un precio de más de US$7 por barril, que es superior al rango de entre US$5 y US$6 que el mercado ve como justo.

Eso podría dejar a los inversionistas preocupados de que Petrobras pagará de más por los derechos de explotación de las reservas costa afuera y posiblemente diluiría las acciones de la compañía.

Así, el plan podría reducir el monto de efectivo que Petrobras puede levantar con la oferta accionaria y se quedaría sin dinero para avanzar con su ambicioso plan de inversiones a cinco años por US$224.000 millones.

La empresa dijo que podría recaudar hasta US$25.000 millones con la transacción. 

Un nivel de menos de US$7 por barril agradaría a los inversionistas y ayudaría a la empresa a recaudar más dinero en la venta de acciones, pero podría disparar acusaciones políticas de que el petróleo se está regalando y llegar a un desafío legal.

En un ambiente politizado, de cara a las elecciones presidenciales de octubre, la oposición podrían acusar al Gobierno de vender las reservas de petróleo del país por muy poco para beneficiar a los inversionistas extranjeros.

También podría derivar en demandas que podrían demorar la operación. Un fiscal federal ya abrió una investigación sobre la operación.

El Gobierno y Petrobras podrían tener dificultades para ponerse de acuerdo sobre el precio deseable para ambas partes del barril de petróleo, lo que obligaría a la empresa a demorar la transacción tras posponerla en junio por dos meses.

Los mercados y fuentes cercanas a la empresa creen que Petrobras presionará por un precio cercano a los US$6 por barril. Haroldo Lima, jefe del regulador energético brasileño, le dijo a Reuters en agosto que el precio debería ser de entre US$7 y US$8.

Un diario local dijo que una firma consultora contratada por la ANP valoró a las reservas de petróleo a entre US$10 y US$12 por barril.

 

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?