| 5/21/2010 1:00:00 PM

Piñera enfatiza en educación para alcanzar el desarrollo

El presidente Sebastián Piñera anunció el viernes una profunda reforma educacional y un "ingreso ético familiar" para las familias más pobres con el propósito de que Chile se convierta en un país desarrollado al concluir la década.

Chile  — Pequeñas manifestaciones en contra del gobernante se registraron en los alrededores del congreso cuando finalizaba su discurso. No hay cifras oficiales de detenidos.

En su primer mensaje a la nación ante el congreso pleno, en el vecino puerto de Valparaíso, Piñera dijo que "el principal escándalo de nuestra sociedad es nuestra incapacidad de darle a nuestros niños y jóvenes una educación que les permita ponerse de pié".

"La batalla contra el subdesarrollo y la pobreza la vamos a ganar en la sala de clases", aseguró.

Anunció una decena de medidas en el sector educacional, entre ellas, la extensión de jornadas escolares para que los menores no se queden en las calles o solos en sus casas; la creación de una agencia para medir la calidad de la enseñanza y el aumento al doble --durante los próximos 8 años-- del subsidio educacional del nivel básico, de 38.000 pesos mensuales, unos 70 dólares.

La mayoría de los menores asiste a escuelas municipalizadas o particulares subvencionadas, mientras una minoría lo hace a colegios privados donde pagan entre 360 y 460 dólares.

En un mensaje de 115 minutos anunció que una prueba voluntaria-- que mide el nivel del conocimiento con que los profesores salen de las universidades --que ha mostrado resultados rojos-- será obligatoria. Se creará un programa de becas y doctorados para incentivar a los maestros con mejores resultados.

Precisó que de los 17 millones de chilenos, dos millones viven en la pobreza y medio millón en la indigencia. Prometió erradicar esos flagelos al termino de su mandato, el 2014.

Dijo que el gobierno garantizará un "ingreso ético familiar" de 250.000 pesos (460 dólares), para los grupos familiares más pobres de hasta cinco miembros, las que deberán asumir el compromiso de mantener al día los controles de salud de sus hijos menores, el envío a clases de los más grandes y el perfeccionamiento de los que estén en edad de trabajar.

También anunció la eliminación gradual y según edad, del 7% que los jubilados pagan mensualmente para su atención de salud y un bono de "bodas de oro", cuyo monto no precisó. Los retirados en Chile son 1,5 millones de personas.

Impuso, además, un desafío al Ministro de Salud, para que ponga fin a las largas listas de espera de pacientes que esperan atenderse en hospitales públicos. Unas 680.000 personas.

Piñera ha visto retrasada la implementación de su programa de gobierno porque asumió a sólo 12 días del quinto mayor terremoto de la historia que asoló el centro sur chileno, coronado por un tsunami, que dejaron daños por unos 30.000 millones de dólares, de los cuales un tercio los debe poner el Estado.

Deslizó una abierta crítica al Poder Judicial, al señalar que "a ratos pareciera que nuestro sistema judicial se preocupa más de los delincuentes que del sufrimiento de las víctimas" y dijo que se crearán registros públicos de delincuentes condenados por crímenes sexuales.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?