| 8/31/2010 4:45:00 PM

Piden a Colombia ratificar Convención sobre desaparición forzada

Más de nueve organizaciones no gubernamentales anunciaron el martes la entrega al presidente Juan Manuel Santos de unas 10.000 firmas de respaldo a un pedido para que Colombia ratifique una convención internacional sobre la desaparición forzada.

Bogotá.- La Convención Internacional de las Naciones Unidas para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas fue suscrita por 81 países, entre ellos Colombia, en Nueva York en diciembre de 2006, pero hasta ahora sólo unas pocas naciones, principalmente europeas, la han ratificado en sus congresos.

A lo largo del último año y medio, varias organizaciones no gubernamentales recogieron firmas por todo el territorio colombiano sumando más de 10.000 que serán entregadas a Santos por intermedio del presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Alberto Zuluaga, y el vicepresidente de la república, Angelino Garzón.

Se espera que esa entrega se produzca al final de la jornada, dijeron activistas.

"Los familiares de los desaparecidos estamos esperando que se mejore y se avance en la búsqueda de los desaparecidos", dijo Gloria Gómez coordinadora general de la no gubernamental Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (Asfades).

"Este gobierno tiene que mostrarnos la voluntad política e implementar rápidamente el plan de búsqueda de personas desaparecidas", agregó Gómez a los periodistas en una conferencia de prensa.

La desaparición forzada es un delito incluido en la legislación colombiana en el 2002.

Los cálculos sobre personas desaparecidas en el país varían desde los 20.000 a más de 50.000 en más de cuatro décadas de conflicto interno.

Los activistas, dijo Gómez, esperan que la Convención sea ratificada por Colombia en este semestre.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?