| 5/29/2009 12:00:00 AM

PIB en EE.UU. aumentan esperanza sobre economía global

La mejora de las señales vitales de la economía de todo el mundo, desde el PIB estadounidense a la producción fabril japonesa, pasando por los precios de las casas británicas y las ventas minoristas de Alemania, generaba esperanzas el viernes de que la economía mundial reaccione tras meses de terapia intensiva.

NUEVA YORK - La economía de Estados Unidos se contrajo el 5,7 % desde el primer trimestre del 2008, menos de lo estimado previamente, una caída de 6,1 %, y ligeramente peor que las previsiones del mercado, de una reducción del 5,5 %.

El reporte confirmó que la actividad económica bajó tres trimestres seguidos por primera vez desde 1974-1975, pero la Bolsa de Nueva York subía en parte por los datos que mostraron que las utilidades empresariales después de impuestos crecieron el 1,1%, el primer incremento en un año y una reversión desde la caída de 10,7 % en el cuarto trimestre.

"Es favorable en el sentido de que no es malo. Es mejor que la caída original de 6,1 % (estimada para el producto interno bruto). Es otro conjunto de datos que no es tan malo como se preveía", dijo Frank Lesh, operador de Futurepath Trading.

Las acciones globales se cotizaban en torno a sus máximos del 2009 y el dólar se debilitaba en parte por la sensación de que se acerca una recuperación global y que esa moneda ya no es tan necesaria como refugio seguro. El dólar también ha estado bajando por los temores sobre el creciente déficit fiscal de Estados Unidos.

La potencial quiebra de General Motors también se cernía sobre el cuadro financiero pues los accionistas y tenedores de bonos de GM se preparaban para una presentación de concurso de acreedores bajo el Capítulo 11 de la ley de quiebras, prevista para el lunes, cuando vence el plazo de la reestructuración.

El resultado será clave para las automotrices de Estados Unidos y de los otros países, los proveedores, los trabajadores y los pensionados de la empresa. GM y el grupo canadiense de autopartes Magna International alcanzaron un acuerdo en principio que podría rescatar a Opel, unidad de GM.

Pero el Gobierno alemán, que está tratando de proteger el futuro de Opel, dijo que no había garantías de que se pudiera alcanzar un acuerdo final el viernes.

La italiana Fiat SpA, potencial compradora de Opel, evitó una crucial ronda de conversaciones en Berlín y se quejó de que "no se podía pedir más" de ella para una adquisición.

La saga de GM también es una prueba para el presidente estadounidense Barack Obama, quien espera una rápida resolución del proceso en el que el Tesoro estadounidense por un tiempo ostentará una participación mayoritaria en la otrora venerable automotriz de Estados Unidos.

DEMANDA JAPONESA

En Asia y Europa, los datos apuntaban a indicios de recuperación.

La producción industrial japonesa creció el 5,2 % en abril, el mayor aumento en más de medio siglo, y los manufactureros proyectaron nuevos incrementos, mientras que la producción industrial surcoreana se expandió por cuarto mes consecutivo.

La subida japonesa excedió por lejos el 3,2 % previsto en un sondeo, sugiriendo que no todo el salto se debía al reabastecimiento de los reducidos inventarios, y que los manufactureros comienzan a anticipar una recuperación de la demanda.

En Alemania, las ventas minoristas mostraron un aumento mensual de 0,5 % en abril, mientras que el consumo privado para el primer trimestre subió en una cantidad similar, pese a una contracción del PIB de 3,8 %.

En Gran Bretaña, los precios de las casas registraron un sorpresivo avance en mayo, el segundo en tres meses, pero los economistas eran cautos.

"Cualquier recuperación probablemente sea gradual y larga", dijo Colin Ellis, economista de Daiwa Securities.

En India, el PIB excedió las proyecciones, con una expansión de 5,8 % anual en el trimestre de marzo.

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?