| 3/25/2007 12:00:00 AM

Petroleras esperan que Morales respete contratos en Bolivia

Los nuevos contratos no entraron en vigor por presuntas irregularidades.

La Paz_ La Cámara Boliviana de Hidrocarburos, que agrupa a las principales petroleras, espera que el gobierno del presidente Evo Morales respete y mantenga los acuerdos con las transnacionales. Hasta la fecha los nuevos contratos no entraron en vigor por presuntas irregularidades.

 

"Las empresas tienen derechos y obligaciones, y en cualquiera de los casos los beneficios son mayormente para el Estado. Finalmente se llegó a un acuerdo y hay que respetarlo", dijo el portavoz de la organización, Yusself Akly.

 

Agregó, en declaraciones publicadas el domingo por el diario El Deber, que existe preocupación en el sector porque eventualmente se cambien "las condiciones establecidas", lo que "pondría en riesgo la seguridad jurídica".

 

El gobierno cerró negociaciones a finales de octubre con doce petroleras que aceptaron someterse a las reglas de la nacionalización que impuso un nuevo régimen tributario, pero la aplicación de los contratos se paralizó.

 

La oposición acusa el gobierno de alterar el contenido de los documentos, pero éste asegura que sólo de trata de errores en la transcripción de los textos.

 

El Senado, dominado por la oposición, abrió una investigación que reveló procedimientos poco transparentes en la firma de los acuerdos.

 

El caso derivó en el cambio sorpresivo del presidente de la estatal petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Manuel Morales Olivera, principal negociador con las petroleras.

 

Morales fue sustituido el viernes por Guillermo Aruquipa un técnico informático militante oficialista y con escasa experiencia en el rubro. Desde enero fue viceministro de Exploración y Explotación en el ministerio de Hidrocarburos y antes ocupó otras funciones.

 

Aruquipa dijo el sábado que investigará la gestión de su antecesor. Tendrá a su cargo impulsar la "refundación" de YPFB para que la empresa asuma efectivamente el control total del negocio gasífero, el principal rubro de exportaciones con ingresos anuales de 2.000 millones de dólares.

 

El gobierno utiliza el concepto de "refundación" como sinónimo de fortalecimiento de la empresa por el estado, después de que fuera privatizada parcialmente en 1996. La compañía cambio en 14 meses cuatro presidentes por factores políticos.

 

Se espera que en la semana, el mandatario ajuste su equipo de hidrocarburos para relanzar su política gasífera, la mayor apuesta de Morales que juró al cargo en enero de 2006.

 

Como parte de su tarea investigadora, el Senado convocó a declaraciones a partir del lunes a los ejecutivos de la brasileña Petrobras, de la hispano-argentina Repsol YPF y de la francesa Total.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?