| 1/16/2006 12:00:00 AM

Petrolera de la India estudia desembarcar en Brasil

La compañía india quiere comprar reservas petrolíferas en Brasil por 1.400 millones de dólares.

La carrera por asegurarse fuentes de petróleo en el mundo tiene un nuevo protagonista. Primero fue China la que puso de cabeza al sector petróleo con una agresiva política de compras. Ahora la petrolera estatal india Oil and Natural Gas Corp llegó a un acuerdo tentativo con Exxon Mobil para comprarle parte de una reserva petrolera en las costas brasileñas por 1.400 millones dólares, dijo un ejecutivo de ONGC.

Exxon Mobil es dueño del 30% del bloque BC-10 en la cuenca Campos, ubicada la costa suroriental brasileña. Los expertos estiman que el bloque tiene 400 millones de barriles de petróleo en reservas.

El ejecutivo de ONGC, que se mantuvo en el anonimato porque las partes no han completado el trato, dijo que la compañía estaba dispuesta a pagar los 1.400 millones dólares por las acciones.

Len D'Eramo, un portavoz de Exxon, no confirmó si las empresas habían llegado a algún acuerdo. Sin embargo, el trato no se puede llevar a cabo sin el consentimiento de Royal Dutch Shell y Petrobras; cada una es dueña del 35% del bloque.

Representantes de ambas petroleras también se negaron a comentar acerca del posible acuerdo. Pero el ejecutivo de ONGC dijo que su empresa ya había comenzado a discutir el tema con la empresa anglo-holandesa y con la estatal brasileña.

El gobierno brasileño también tiene que dar su visto bueno antes de que se haga la venta, que es parte de un intento de ONGC de adquirir fuentes energéticas extranjeras para tratar de impulsar su ya creciente economía. Esta sería su segunda adquisición en Latinoamérica en el último año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?