| 2/24/2011 2:00:00 PM

Petrolera estatal chilena Enap ganó US$82 millones en 2010

La estatal Empresa Nacional del Petróleo (Enap) de Chile obtuvo unos beneficios de US$82 millones en 2010, unos US$160 millones menos que los obtenidos en 2009, debido a las pérdidas producidas por el terremoto del pasado 27 de febrero, informó hoy la compañía.

Santiago de Chile - Los resultados estuvieron fuertemente afectados por el terremoto y el deterioro de los márgenes internacionales de refinado durante gran parte de 2010, aunque la empresa empezó a recuperarse desde el segundo trimestre, explicó la estatal.

Lo anterior queda de manifiesto con el resultado de la compañía (después del impuesto a la renta del 17%), al 31 de marzo de 2010, el que fue de US$-81 millones, este último resultó afectado debido a las paralizaciones de sus dos refinerías a consecuencia del cataclismo en el centro y sur de Chile.

La empresa informó que el total de activos anotó un alza del 3,15%, pasando de US$5.560 millones en 2009 a US$5.733 millones a finales de 2010, explicada por el mayor valor de los inventarios y el incremento en activos fijos, contrarrestado por una reducción en impuestos a cobrar.

Los pasivos totales, que totalizaron US$5.277 millones en diciembre de 2010, registraron una alza con respecto al mismo mes del año anterior, cuando llegaron a los US$5.116 millones.

Por su parte, la deuda financiera de la Enap y los créditos de proveedores que devengan intereses aumentaron desde US$4.016 millones en diciembre de 2009 a US$4.135 millones al cierre del ejercicio 2010, debido al aumento del precio del crudo y a las necesidades del capital de trabajo.

En tanto, el Ebitda (resultado antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones) fue de US$402 millones, cifra que se compara con los US$546 millones registrados en 2009.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?