| 9/30/2008 12:00:00 AM

Petróleo sobrepasó los US$100 de nuevo.

NUEVA YORK - El petróleo subía más de 4 dólares, a más de 100 dólares por barril el martes, tras perder casi un 10 por ciento en la sesión previa, porque las expectativas de que legisladores estadounidenses podrían aprobar un plan de estabilidad financiera impulso al alza los mercados mundiales.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos rechazó el lunes, con 228 votos en contra y 205 a favor, un plan de rescate por 700.000 millones de dólares, que podría haber permitido al Departamento del Tesoro comprar los problemáticos activos de los bancos. El sorpresivo rechazo del plan provocó el descenso de los mercados de acciones.

El crudo estadounidense subía 3,88 dólares a 100,25 dólares el barril a las 1809 GMT, luego de haber perdido 10,52 dólares el lunes, a 96,37 dólares, la segunda mayor caída desde el 23 de abril del 2003.

El crudo Brent de Londres avanzaba 3,63 dólares, a 97,61 dólares.

"Yo no creo que el Congreso apruebe el paquete de rescate, posiblemente antes del fin de semana", dijo Mark Waggoner, presidente de Excel Futures.

El dólar y las acciones mundiales rebotaron luego de que se vivió el peor día en Wall Street en 20 años, mientras que las acciones europeas marcaron nuevos máximos en la jornada.

El petróleo ha caído fuertemente desde un récord de 147,27 dólares alcanzado en julio, ante las señales de que los altos precios de la energía y la crisis financiera han reducido la demanda de crudo en Estados Unidos y otros países industrializados.

Además, el petróleo también ha bajado porque inversores, que recurrieron a los mercados de materias primas previamente este año como barrera contra la inflación y la debilidad del dólar, vendieron crudo para tener un refugio más seguro.

Analistas dijeron que la propagación de los problemas de créditos hacia Europa también avivó los temores de que la turbulencia financiera, que comenzó con préstamos riesgosos al sobrecalentado mercado de viviendas estadounidense, ha tomado rápidamente visos mundiales.

"La desaceleración del crecimiento económico internacional está destinada a afectar la demanda petrolera", dijo David Moore, analista de materias primas del Commonwealth Bank of Australia.

Mayor evidencia de la turbulencia en el sector financiero surgió cuando el grupo de servicios financieros belga-francés Dexia obtuvo una inyección de capital de 6.400 millones de euros (9.180 millones de dólares) de accionistas públicos.

Irlanda ofreció garantizar todos los depósitos bancarios por dos años para mejorar el acceso de los bancos a los fondos en los mercados internacionales, lo que ayudó la perspectiva en el mercado de acciones.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?