| 10/29/2007 12:00:00 AM

Petróleo pasa barrera de los 93 dólares

El petróleo liviano de bajo contenido sulfuroso para entrega en diciembre tuvo un aumento de 1,34 dólares y ascendió a los 93,20 dólares por barril (un récord en operaciones antes del cierre) en las primeras contrataciones electrónicas de la tarde en Asia en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Viena_  Los precios del crudo superaron el lunes los 93 dólares por barril antes de retroceder, impulsados por informaciones de que Petróleos Mexicanos había suspendido una quinta parte de su producción debido a un temporal.

Las noticias de que la empresa estatal mexicana Pemex se disponía a disminuir su producción diaria en 600.000 barriles de crudo se registraron en medio de tensiones políticas en el Medio Oriente, una continua depreciación del dólar estadounidense y un panorama de inventarios reducidos, que ya habían aumentado los precios del hidrocarburo.

El cierre de pozos de Pemex "es lo que elevó los precios por encima de los 93 dólares", dijo Victor Shum, un analista del sector energético que trabaja en Singapur con la firma Purvin & Gertz.

Pemex anunció el domingo que había suspendido la producción de 200.000 barriles diarios debido a un frente frío y que "en las próximas horas cerrará más pozos" que representan otros 400.000 barriles. Pemex genera alrededor de 3,2 millones de barriles de crudo al día, de los cuales 2,7 millones provienen de la Bahía de Campeche en el sur del Golfo de México.

Además, la consultoría PVM Oil Associates, de Viena, señaló que otros temporales podrían afectar la región del golfo de México "como la Tormenta Tropical Noel".

El petróleo liviano de bajo contenido sulfuroso para entrega en diciembre tuvo un aumento de 1,34 dólares y ascendió a los 93,20 dólares por barril _un récord en operaciones antes del cierre_ en las primeras contrataciones electrónicas de la tarde en Asia en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Luego, en las transacciones del medio día en Europa, el crudo bajó a 92,71 dólares el barril.

La última cifra supera todavía en 85 centavos el precio récord del viernes que cerró en 91,86 dólares por barril. La marca previa antes del cierre fue establecida también el viernes en 92,22 dólares el barril.

En Londres, el crudo Brent para entrega en diciembre subió 59 centavos de dólar y llegó a 89,8 dólares el barril en el mercado ICE.

El combustible para calefacción subió casi dos centavos llegando a 2,45 dólares el galón (3,18 litros). La gasolina, por su parte, se cotizó a 2,291 dólares el galón.

El gas natural de venta a término subió ocho centavos y llegó a 7,298 dólares los 1.000 cúbicos.

Los contratos a término del petróleo han subido ocho dólares por barril _el 9%_ desde que el Departamento de Energía de Estados Unidos informó el miércoles una reducción drástica en los inventarios nacionales de crudo.

"El precio elevado se debe la inquietud en general sobre los inventarios, en cuya cima tenemos las noticias geopolíticas", estimó Shum en alusión a las tensiones en el Medio Oriente y otros lugares que podrían disminuir las exportaciones de petróleo.

Turquía está a punto de enviar fuerzas a la frontera con Irak para contener la actividad de los rebeldes curdos, mientras Estados Unidos anunció la semana pasada sanciones severas contra Irán _cuarto productor mundial_ en un intento por lograr que el sistema financiero mundial suspenda las relaciones con Teherán.

Además, la depreciación del dólar sigue siendo un factor en el movimiento del petróleo.

La reducción del dólar ante otras divisas tiende a abaratar los contratos petroleros a término en las transacciones con otras divisas, dijo David Moore, estratega de materias primas del Banco de la Mancomunidad de Australia en Sydney.

Según analistas, el precio del crudo se acerca a los niveles máximos que tuvo a principios de la década de 1980 si se elimina el factor inflacionario.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?