| 8/6/2008 12:00:00 AM

Petróleo cerca de US$119, desde mínimo del martes.

LONDRES - El petróleo rondaba los 119 dólares el barril, en una recuperación desde mínimos de tres meses, por preocupaciones sobre una demanda débil ante la desaceleración económica mundial, mientras el mercado espera datos que muestren un alza en los inventarios de crudo de Estados Unidos.

Una explosión en un oleoducto clave en el este de Turquía a finales del martes brindó un respaldo alcista, que se sumó a las preocupaciones sobre los suministros nigerianos y a la amenaza de interrupciones desde Irán si empeora su disputa con Occidente.

El crudo ligero en Estados Unidos subía 12 centavos, a 119,29 dólares el barril a las 1325 GMT, recuperándose desde mínimos de 118,10 dólares tocados previamente.

El crudo Brent de Londres ganaba 9 centavos, a 117,79 dólares desde máximos de 118,73 dólares tocados por noticias de que las autoridades turcas detuvieron el flujo de petróleo a lo largo del oleoducto Baku-Tbilisi-Ceyhan tras una explosión.

El petróleo ha perdido casi 30 dólares desde su máximo de mediados de julio, cuando tocó 147,27 dólares el barril, un descenso de cerca del 20 por ciento en medio de creciente evidencia de que los altos precios han comenzado a afectar a la demanda.

"Los precios se mantendrán con tendencia a la baja, pero pienso que no caerán tanto, aunque el rango estará en 118-120 dólares el barril," dijo Gerard Rigby de la consultora Fuel First en Sidney.

La atención estará centrada en la jornada en los datos gubernamentales de inventarios petroleros estadounidenses, que según un sondeo de Reuters a analistas mostrarían un alza de los de crudo y destilados, y una caída de las existencias de gasolina.


 

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?