| 3/20/2007 12:00:00 AM

Petrobras realiza nueva compra preocupado por PDVSA

El lunes un consorcio entre Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) y las firmas brasileñas de petroquímica Braskem y Ultrapar Participacoes, anunciaron la compra por unos 4.000 millones de dólares de Ipiranga, la segunda mayor distribuidora de Brasil.





Rio de Janeiro.- Ejecutivos de la petrolera brasileña Petrobras indicaron el martes que la preocupación por la entrada al mercado brasileño de combustibles de empresas como PDVSA de Venezuela estuvieron entre las razones consideradas para la compra esta semana de la firma Ipiranga.

En una conferencia de prensa, la presidenta de la unidad de distribución de Petrobras, Marías das Gracas Foster, fue interrogada si entre las razones para comprar Ipiranga estaba un intento de frenar la entrada de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en el mercado de distribución brasileño y vender productos.

La ejecutiva respondió que "todo eso fue considerado".

"PDVSA no es nuestro único temor", añadió. "La entrada de cualquier producto de otro origen nos preocupa", aseguró.

Sin embargo, otros ejecutivos de Petrobras aseguraron que la petrolera brasileña no teme la competencia.

En los últimos años ejecutivos de PDVSA habían indicado el atractivo de Ipiranga, que cuenta con 4.240 estaciones de servicio en Brasil, la segunda mayor después de la propia Petrobras, y produce 650.000 toneladas de resinas petroquímicas al año.

Con la compra, Petrobras asumirá las estaciones de servicio de Ipiranga en el norte, noreste y centro-oeste de Brasil, mientras Ultrapar tendrá las del sur y sureste.

La adquisición eleva la participación de mercado de Petrobras en la distribución de combustibles de 34% a 38,8%, dijo el director de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa.

PDVSA u otras empresas extranjeras podrían entrar al mercado brasileño, incluso sin los activos de Ipiranga, dijo Costa.

"Pueden comprar otro distribuidor", dijo el ejecutivo, añadiendo que esas compañías foráneas podrían crear su propia red de distribución en Brasil. "No tememos la competencia", aseguró.

No obstante, admitió que Petrobras encara problemas en algunas zonas de frontera, que no especificó, donde los conductores compran gasolina a precios menores al del mercado internacional.

Por años, residentes del norte del país, en la frontera con Venezuela, tanto como en regiones del este de Colombia, también fronteriza con Venezuela, entran a ese país para adquirir gasolina barata subsidiada por PDVSA.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?