| 6/13/2007 12:00:00 AM

Petrobras no perdió en venta de refinerías en Bolivia

Las dos instalaciones fueron compradas por Petrobras en 1999 a 102 millones de dólares y en mayo pasado llegó a un acuerdo para venderlas al gobierno boliviano por 112 millones de dólares.

Brasilia_ Petrobras no perdió dinero al vender a Bolivia en 112 millones de dólares las dos refinerías que había comprado en esa nación, afirmó el miércoles el presidente del gigante petrolero Sergio Gabrielli.

Gabrielli, al hablar ante la Comisión de Minas y Energía de la Cámara de Diputados, negó además que Petrobras solicitara a Bolivia 200 millones de dólares por las dos refinerías, como señalaron reportes de prensa.

Las dos instalaciones fueron compradas por Petrobras en 1999 a 102 millones de dólares y en mayo pasado llegó a un acuerdo para venderlas al gobierno boliviano por 112 millones de dólares, agregó el ejecutivo citado en un despacho del servicio oficial de noticias Agencia Brasil.

En la venta "recuperamos la inversión", dijo Gabrielli. "Compramos por 102 millones de dólares y recibimos más de 102 millones de dólares", añadió.

"Estamos vendiendo hoy por el valor futuro (de las instalaciones)...en el futuro, en nuestra estimación, valdrían entre 110 y 125 millones de dólares", aseguró.

Sectores opositores en el congreso han pedido a la Corte Suprema suspender la venta de las refinerías porque el congreso no fue consultado sobre esa venta de activos de Petrobras, una empresa del estado, en la que pudo haber pérdidas para las arcas nacionales.

Las dos refinerías, una en Cochabamba y otra en Santa Cruz y cuya producción en un 90% se destina al mercado interno boliviano, debían ser transferidas a la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) debido al decreto de nacionalización de los hidrocarburos de la vecina nación el 1 de mayo del 2006.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?