| 5/9/2007 12:00:00 AM

Petrobras habría pedido 112 millones de dólares por refinerías

La oficina de prensa de Petrobras, ante consultas de la AP, no negó ni confirmó la versión, pero ella aparece publicada en los principales medios del país.

La Paz.- La empresa petrolera brasileña Petrobras habría solicitado 112 millones de dólares al gobierno por sus dos refinerías en este país, indicaron coincidentes informes de prensa el miércoles, cuando ambas partes se reúnen en La Paz para definir el negocio, después de que Brasilia manifestó fuerte molestia por las presiones bolivianas.

El vocero presidencial Alex Contreras, en un encuentro con la prensa, tampoco negó que esa sea la propuesta de Petrobras, pero señaló que el gobierno tiene su propio planteamiento.

"Nosotros también les vamos a ofrecer un precio justo", dijo, cuando fue consultado sobre anuncios de Petrobras y del gobierno brasileño de que la empresa planteó "un precio justo" a Bolivia por las refinerías de petróleo. "El gobierno boliviano está en condiciones de pagar un precio justo por las dos refinerías, lo vamos a hacer conocer en la mesa de negociaciones, aquí, en La Paz", insistió.

La cifra que habría propuesto la petrolera es sustancialmente inferior a los alrededor de 200 millones de dólares que inicialmente pedía Petrobras, pero superior a los 60 que ofrecía el gobierno boliviano, según había revelado la semana pasada el vicepresidente Alvaro García.

Petrobras compró las refinerías al estado boliviano en 1999 por 104 millones de dólares y hasta el momento invirtió más de 19 millones de dólares en ellas, según la empresa. Los informes parecieron servir de antesala a las reuniones que iniciaron el miércoles en La Paz el presidente de Petrobras en Bolivia, José Fernando de Freitas, con el ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas, quien ya visitó a De Freitas el martes en la sede de la empresa de la ciudad de Santa Cruz.

Las conversaciones tienen como telón de fondo a la propuesta que en tono de emplazamiento recibió el gobierno de Petrobras el martes, en la que la empresa le dio 48 horas para contestar a su última oferta de precio, con la advertencia de que, si Bolivia no acepta, acudirá a tribunales arbitrales internacionales.

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva dijo que podría intervenir en el asunto, después de que, el domingo, su par Evo Morales firmara un decreto que afecta directamente a las refinerías de Petrobras. La medida fue entendida en Brasil como un intento de forzar su venta al estado boliviano en los términos del gobierno de Morales.

El mandatario boliviano pidió el martes, ante la fuerte reacción de Brasilia, proseguir en el diálogo al indicar que su gobierno preparaba una respuesta a Petrobras y que en su criterio el asunto no debía llegar a tribunales arbitrales. El principal ejecutivo de Petrobras, Sergio Gabrielli, dijo del decreto que apunta a "expropiar la caja" de las refinerías, pues margina a la empresa de la exportación de dos de sus derivados, con la que compensaba los precios subsidiados en los que otros se venden en el mercado interno. Indicó que hacía inviable, financieramente, la operación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?