| 1/21/2009 12:00:00 AM

Petrobras construirá refinería aún sin Venezuela

Brasilia.- Un alto ejecutivo de la estatal brasileña Petrobras afirmó el miércoles que la entidad está dispuesta a construir la refinería de petróleo pesado Abreu e Lima por su cuenta si la venezolana PDVSA no participa en el proyecto binacional.

El director de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, aseguró que la estatal brasileña podrá completar el proyecto por su cuenta, pese a que el presidente venezolano, Hugo Chávez, ha señalado a la refinería como un modelo de integración regional.

Chávez realizó en marzo su segunda visita al sitio de construcción de la planta en el estado nororiental de Pernambuco, junto a su colega brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

La semana pasada, durante una visita de Lula a Venezuela, Chávez volvió a decir que la refinería es un ejemplo de unidad regional.

No obstante, Costa dijo que persiste un desacuerdo con PDVSA, que quiere aportar petróleo pesado para la refinería a precios superiores a los de mercado, mientras que Petrobras quiere usar la cotización del crudo tipo Brent como referencia, según el servicio noticioso estatal Agencia Brasil.

"Brasil tiene petróleo suficiente para eso (abastecer la refinería)", afirmó Costa durante la inauguración del Complejo Petroquímico de Río de Janeiro, en la localidad de Sao Goncalo.

Brasil y Venezuela iniciaron en 2005 las negociaciones para construir la refinería, valorada en 4.050 millones de dólares, pero Brasil comenzó las obras en 2007 sin que se concretara la incorporación de PDVSA. El proyecto original prevé que PDVSA asumiría 40% del costo de la operación.

La refinería Abreu e Lima tendrá capacidad de procesar unos 300.000 barriles de crudo por día para atender la demanda de derivados, en especial diesel, en el noreste brasileño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?