| 5/22/2007 12:00:00 AM

Petrobras advierte a gobierno boliviano sobre refinerías

El presidente de la filial de la empresa mixta brasileña en Bolivia, José Fernando de Freitas, dijo en rueda de prensa en la ciudad de Santa Cruz que, si el gobierno no deposita hasta esa fecha el monto convenido, el 50%, "se cae la propuesta de Petrobras". "No es un adelanto, es el primer pago, es el cierre del negocio", manifestó.

La Paz.- La petrolera brasileña Petrobras advirtió el martes al gobierno boliviano que si no hace un primer pago hasta el 11 de junio, y en principio en efectivo, por dos refinerías pretendidas por el Ejecutivo "se cae" la propuesta.

En el mismo tono enfático, Freitas indicó que "el pago está establecido en dinero, nada de gas", pese a que el presidente Evo Morales, al anunciar la recompra de las plantas hace dos semanas, había adelantado que una parte del pago se haría con este combustible.

"En el caso de que, por una solicitud del gobierno boliviano, plantee alguna forma de pago que puede ser con el gas, nosotros vamos a evaluar y, en su momento, vamos a decidir si lo aceptamos o no, hay complejidades para este pago en gas natural, no es algo muy sencillo de hacer", indicó de Freitas, quien dijo confiar en que Bolivia cumplirá.

Señaló también que las condiciones de pago de Petrobras --dos cuotas, en efectivo y libre de impuestos-- fueron aceptadas mediante carta por el gobierno boliviano y que las mejoras en las plantas desde que Petrobras las compró al estado boliviano en 1999, por 104 millones de dólares, "cuestan plata". Según la empresa, 19 millones de dólares.

"Petrobras está absolutamente lista para cerrar y concluir este negocio, tan pronto el gobierno boliviano termine sus evaluaciones y termine de hacer sus análisis acerca de las propuestas que hicimos. Todos estos logros alcanzados en el proceso de gestión de las refinerías cuestan plata, cuestan dinero, cuestan dinero de los inversionistas, de los accionistas de Petrobras y, por tanto, deben ser remunerados", afirmó.

La rueda de prensa tuvo lugar en medio de declaraciones de funcionarios de Brasil de que su país no mejorará el precio que paga por el gas boliviano consumido en una termoeléctrica del país vecino si es que Bolivia no cumple un acuerdo, cerrado por sus mandatarios, por el que esta nación debe suministrar más gas a la planta brasileña.

De momento, ni el Ministerio de Hidrocarburos ni la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos comentaron las declaraciones de De Freitas, en tanto que la oficina de prensa de la empresa en Santa Cruz, su sede en Bolivia, indicó a la AP que la rueda de prensa sólo tenia el propósito de informar sobre la venta de las refinerías.

El ejecutivo también pidió que el gobierno se comprometa a asegurar sus puestos a los cientos de funcionarios contratados por Petrobras para las refinerías durante al menos dos años.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?