| 12/14/2010 2:30:00 PM

Petrobras admite hipótesis de que Venezuela desista de refinería conjunta

La petrolera Petrobras admitió hoy la "hipótesis" de que la venezolana PDVSA desista de la refinería binacional que ambas acordaron construir en el nordeste de Brasil y cuyas obras comenzó sin ningún aporte financiero de la estatal de Venezuela.

Río de Janerio.- El director de abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, admitió hoy en una rueda de prensa que la compañía brasileña ha aplazado algunas inversiones en la refinería ante la "hipótesis" de que la empresa venezolana finalmente desista del negocio.

La refinería binacional Abreu y Lima está en construcción en el estado brasileño de Pernambuco y se calcula que entrará en operaciones en 2012, con capacidad para procesar diariamente 230.000 barriles de crudo procedente de Brasil y de Venezuela.

Las negociaciones comenzaron en 2005 y desde entonces ambas empresas intentan poner fin a varios desacuerdos.

Pese a que el contrato definitivo de accionistas y el estatuto de la empresa binacional ya fue firmado y prevé que la compañía brasileña tendrá una participación del 60% y la venezolana el 40%, Petrobras decidió iniciar las obras unilateralmente porque PDVSA no ha conseguido los recursos comprometidos.

"Tenemos que comprar una unidad especial de reducción de azufre que cuesta entre US$350 millones y US$400 millones para poder procesar el petróleo venezolano, pero no la vamos a adquirir mientras se mantenga la indefinición", dijo Costa.

"Contamos con plazo hasta el 2012 para definir si compramos o no esa unidad. Estamos trabajando con esa hipótesis (de que Petrobras asuma sola el proyecto)", agregó el dirigente en una rueda de prensa que dio hoy en Río de Janeiro con el presidente de la compañía, José Sergio Gabrielli, quien hace sólo dos semanas había manifestado su confianza en la resolución de los problemas.

Costa dijo que, para garantizar su parte en el proyecto, PDVSA tendría que desembolsar 7.600 millones de reales (unos US$4.470 millones) como contrapartida a préstamos asumidos por Petrobras y a los gastos que ya hizo en la construcción de la refinería.

"Es mucho dinero", dijo al ser interrogado sobre si PDVSA tendría disponibilidad para hacer esa inversión a corto plazo.

El dirigente explicó que, pese a que los acuerdos ya fueron firmados y no hay ningún impedimento contractual, PDVSA tiene que superar dos escollos que le impiden asumir su parte en la refinería.

"Inicialmente tiene que asumir su responsabilidad por el 40% de un préstamo ya concedido por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil y en el que su parte equivale a 3.600 millones de reales (unos US$2.117 millones). Ellos no han dado las garantías exigidas por el banco por el préstamo y están negociando eso", dijo.

"Después tendrían que hacer un aporte de capital por el 40% de lo que Petrobras ya invirtió en la refinería, lo que significa que tendrían que desembolsar 4.000 millones de reales (unos US$2.353 millones)", agregó.

Costa dijo que Petrobras no tiene ninguna previsión de cuándo PDVSA podrá superar esos problemas y agregó que, mientras tanto, "avanza rápidamente" en la construcción de la refinería con la intención de que comience a operar a finales de 2012.

El director explicó que Petrobras está construyendo dos circuitos diferentes en la refinería, una para el petróleo brasileño y otra para el venezolano, puesto que no pueden ser mezclados, pero que, "en la hipótesis de que PDVSA no participe", podrán adaptarlos para el petróleo brasileño.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?