| 2/26/2009 12:00:00 AM

Peticiones de beneficio por desempleo EE.UU llegan a su máximo récord

(WASHINGTON) El número de estadounidenses que permaneció recibiendo ayuda por desempleo subió a un máximo histórico a mediados de febrero, en tanto que la recesión frenó la demanda por bienes manufacturados el mes pasado y envió las ventas de casas nuevas a sus mínimos desde al menos 1963.

El empeoramiento de la crisis económica empujó a las nuevos pedidos de bienes manufacturados duraderos en Estados Unidos a mínimos de seis años en enero. El mercado inmobiliario, en el centro de la desaceleración, siguió descendiendo y las ventas de casas nuevas tocaron un mínimo histórico en enero, según reportes del Gobierno.

Las empresas están recortando sus nóminas para reducir los costos, a medida que la demanda cae y el acceso al crédito en los bancos se limita. Sin embargo, el alza en el desempleo está minando el gasto del consumidor y amenaza con crear una espiral económica a la baja.

El Gobierno ha intervenido con un paquete de estímulo de US$ 787.000 millones  para poner un piso bajo la tambaleante economía.

Las acciones estadounidenses hicieron caso omiso de los datos y los inversores se concentraron en las noticias de que el Gobierno podría pedir más dinero para reflotar a los bancos. Los precios de la deuda del Tesoro, que normalmente suben por causa de las malas noticias económicas, se vieron presionados a la baja por una emisión semanal histórica de US$ 94.000 millones  de deuda del Gobierno.

"Los débiles reportes refuerzan la opinión de que los problemas en la economía estadounidense son más significativos de lo que han sido avaluados en el mercado", dijo Matthew Strauss, estratega cambiario jefe de RBC Capital Markets, en Toronto.

El número de personas que siguen recibiendo prestaciones tras pedir una primera semana de ayuda subió en 114.000 a 5,112 millones de personas en la semana terminada el 14 de febrero, último período para el cual hay datos disponibles.

En tanto, la cantidad de personas que pidieron  el beneficio por primera vez aumentó a una cifra ajustada estacionalmente de 667.000 la semana pasada desde los 631.000 en la semana previa, según datos del Departamento de Trabajo. Fue la lectura más alta desde octubre de 1982.

"La tendencia alcista en las solicitudes de desempleo sugiere que todavía no hemos visto lo peor en la situación del mercado laboral, probablemente llevando a tasas de desempleo más altas", dijo Gary Thayer, economista jefe de Wachovia Securities, en St. Louis, Missouri.

Pedios de bienes duraderos caen

Un informe separado del Departamento de Comercio mostró que los nuevos pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos cayeron por sexto mes consecutivo en enero, tocando un mínimo en seis años, a medida que la crisis global golpea las exportaciones y la demanda interna.

Los pedidos de bienes duraderos cayeron un 5,2 % a US$ 163.800 millones  en enero, un mínimo desde diciembre del 2002, desde una caída del 4,6 % en noviembre.

"Ciertamente, muestra el deterioro en la economía", dijo John Boo, director de operaciones bursátiles de Ferris, Baker Watts Inc en Baltimore.

"Van a hacer mucho menos negocio y van a necesitar menos empleados. La noticia confirma los temores acerca de que no vamos a tener ninguna especie de giro inmediato, al menos en el sector manufacturero".

Los nuevos pedidos, sin incluir el transporte, cayeron un 2,5% en enero, mientras que los pedidos de motores y partes de vehículos cayeron un 6,4 %.

Un sector observado de cerca para gastos empresariales, los pedidos de bienes de capital civiles que excluyen los aviones, cayeron un 5,4 % en enero desde una caída de un 5,8% en diciembre.

En otro reporte, el Departamento de Comercio dijo que las ventas de casas nuevas en Estados Unidos se desplomaron un 10,2 %en enero, a un ritmo anual de 309.000, el menor desde que se empezaron a registrar las cifras en 1963, desde el dato revisado de 344.000 en diciembre.

El precio medio de una vivienda bajó un 13,5 por ciento respecto de enero del 2008 a 201.100 dólares, su menor nivel desde diciembre del 2003, dijo el Departamento. El descenso en el porcentaje fue el mayor desde julio de 1970.

El inventario de casas disponibles para la venta en enero fue de 342.000, el menor nivel en más de cinco años. No obstante, debido al débil ritmo de ventas de enero, la provisión de casas disponibles para la venta ahora equivale a 13,3 meses, un máximo histórico.

Los analistas observan de cerca el suministro de casas en el mercado en busca de signos de cuándo la crisis inmobiliaria empezará a calmarse. Muchos creen que la estabilidad podría regresar en el segundo semestre del año, pero mucho depende de si los planes del Gobierno para levantar al fracturado sector financiero tienen éxito.

El destino de la sangrante economía estadounidense se apoya en gran parte en restaurar la confianza en los sectores bancario e inmobiliario.

 

 

(REUTERS) 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?