| 6/23/2009 12:00:00 AM

Peso y deuda pública caen por PIB y panorama fiscal

El dólar vuelve a registrar alzas, y alcanza los 2.183 pesos, atribuyendo la debilidad de la moneda a las preocupaciones sobre el panorama fiscal del país para el próximo año, y a la incertidumbre sobre el estado económico actual.

BOGOTA - La moneda y los precios de la deuda pública interna de Colombia cerraron el martes a la baja, en medio de una mayor aversión al riesgo por temores en el campo fiscal y la incertidumbre sobre la salud actual de la economía.

El peso terminó en 2.160 por dólar, depreciado en un 1,9 por ciento (40,3 unidades) en comparación con el cierre del viernes.

Los mercados locales estuvieron cerrados el lunes por el feriado religioso en conmemoración del Sagrado Corazón.

Operadores atribuyeron la debilidad de la moneda a las preocupaciones sobre el panorama fiscal del país para el próximo año, por una caída en los ingresos producto de la debilidad de la economía, así como por una corrección técnica de la subida de la divisa en semanas anteriores.

Además, los agentes están cubriendo riesgos, cautelosos antes de que el Gobierno revele el miércoles el informe sobre el crecimiento de la economía del primer trimestre, la que, según analistas entró en recesión, con una caída en el PIB estimada del 1,3 por ciento entre enero y marzo.

"Estamos en medio de la corrección alcista (del dólar) que viene de la semana anterior, que se vio ayudada además por el comportamiento negativo de los índices externos ayer, especialmente el Dow Jones", dijo el analista Sergio Beltrán, de la firma Serfinco.

El peso abrió en 2.149,8 unidades, y fluctuó entre 2.145 y 2.183, con negocios por un total de US$1.311 millones.

Las desvalorizaciones se extendieron al mercado secundario de deuda pública interna, que mostró un empinamiento de la curva, por inversores saliendo de papeles de corto plazo hacia los de corta duración.

"En el contexto actual la gente entra a la parte corta de la curva y abandona la parte larga conforme se conocen ese tipo de noticias", agregó Beltrán.

Los referenciados TES con vencimiento en julio del 2020 terminaron a un rendimiento del 9,568 por ciento, desde el cierre del viernes, de 9,383 por ciento.

En sentido contrario, los papeles con maduración hasta agosto del 2012 finalizaron a un rendimiento del 7,587 por ciento, frente al 7,7 por ciento, de la sesión previa.

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?