| 7/7/2008 12:00:00 AM

Peso colombiano revierte tendencia y cierra débil

Bogotá.- El peso colombiano revirtió el alza de comienzos de la sesión del lunes y terminó depreciado en un 1,3 por ciento, siguiendo los pasos del mercado accionario de Estados Unidos, dijeron agentes.

La moneda terminó a 1.769,8 por dólar, con pérdida de 22,9 unidades en comparación con el cierre del jueves, de 1.746,9. El viernes no se reportaron estadísticas oficiales en el mercado por el feriado de Estados Unidos en conmemoración del Día de la Independencia.

El peso terminó en terreno negativo pese a que en los primeros minutos de la sesión alcanzó a apreciarse hasta un 3,06 por ciento por el aumento en las expectativas inflacionarias locales, que podrían llevar al Banco Central a elevar su tasa de interés próximamente.

Pero luego se reactivó la demanda de dólares debido a la caída del mercado bursátil estadounidense, impactado por la fuerte baja en los precios del petróleo que provocó un desplome de los títulos energéticos.

"Como no había información adicional a nivel interno, la gente del mercado local empezó a ver el mercado de Estados Unidos y a eso se sumó que los operadores con poco dólares tuvieron que salir a comprar," dijo el analista Julián Cárdenas, de la correduría Corredores Asociados.

Debido a la fuerte volatilidad de la cotización, los agentes condicionaron la tendencia al desempeño del mercado accionario estadounidense, que se moverá dependiendo del resultado de las empresas de ese país en el segundo trimestre que se comenzarán a conocer desde el martes. Por el otro lado, los operadores locales estarán pendientes de que el Banco central revele en los próximos días su encuesta de expectativas de inflación, que según analistas se habrían deteriorado aún más.

"Con los datos de inflación de junio se fortalece aún más la probabilidad de que aumenten la tasa en 25 puntos básicos. Eso está llevando a que el peso colombiano se aprecie por diferencial de tasas," dijo el analista Ricardo Pérez, de la correduría Alianza Valores.

En opinión de Pérez, se mantienen los fenómenos estructurales que llevaron en mayo al peso a apreciarse a sus mayores niveles en los últimos 9 años, como el ingreso de flujos por exportaciones en medio de los altos precios de las materias primas, así como una mayor inversión extranjera directa. El peso abrió a 1.722 y fluctuó entre 1.693,32 y 1.775,49 unidades, promediando en 1.720,39, con negocios por un total de 1.236 millones de dólares.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?