| 5/15/2008 12:00:00 AM

Peso colombiano mantiene debilidad esperando coberturas de deuda

Bogotá.- El peso colombiano cerró el jueves depreciado por segunda sesión consecutiva, al persistir el nerviosismo sobre el impacto que tendrán sobre el mercado las operaciones de cobertura de deuda externa del Gobierno con la banca multilateral, dijeron agentes.

La moneda terminó a 1.793,30 por dólar, con retroceso de un 0,29 por ciento (5,3 unidades) frente al cierre del miércoles, de 1.788.

Para los analistas, el anuncio de que el Gobierno realizará con los intermediarios del mercado coberturas de deuda externa en un monto inicial de hasta 2.000 millones de dólares, provocó un nuevo rango de fluctuación de la moneda guiado por niveles técnicos, al tener en cuenta la compra potencial de dólares para cumplir con la operación.

"Esta demanda potencial de dólares le ha cambiado un poco la psicología a los operadores del mercado del dólar," dijo Francisco Cháves, analista de la firma Corredores Asociados.

No obstante, la mayoría de consultados manifestó que no se puede hablar de un cambio de la tendencia alcista que mantiene al peso cerca de máximos desde 1999, e incluso algunos opinan que el mercado local tiene capacidad para atender las operaciones del Gobierno.

La posición propia de contado de los intermediarios, es decir, la caja en dólares que poseen los agentes, se ubicó en 2.031,2 millones de dólares al pasado 25 de abril, cerca a sus máximos récord.

El peso abrió el jueves a 1.789 y fluctuó entre 1.788,5 y 1.800, promediando 1.793,17 unidades, con negocios por un total de 972 millones de dólares.

En tanto, en el mercado secundario de deuda interna pública, los referenciados títulos TES con vencimiento en julio del 2020 terminaron desvalorizados a un rendimiento del 11,212 por ciento, desde el 11,168 por ciento en que terminaron la sesión anterior.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?