| 10/27/2008 12:00:00 AM

Peso colombiano cierra a mínimo en más de 2 años por nerviosismo

BOGOTA - El peso colombiano cerró el lunes depreciado en un 1,18 por ciento a un nuevo mínimo desde septiembre del 2006, al mantenerse la aversión sobre activos de riesgo, por la incertidumbre de los mercados mundiales.

La moneda terminó a 2.399 por dólar, con pérdida de 28 unidades frente al cierre del viernes, de 2.371.

El debilitamiento de la moneda colombiana se dio en un comportamiento mixto de las monedas de la región, con avances del real brasileño y el peso mexicano, y retrocesos en las divisas de Chile y Uruguay, así como una fuerte volatilidad en las acciones estadounidenses.

"El incremento en la aversión al riesgo por la profundización de los efectos de la crisis financiera en el sector real y el descenso del precio del petróleo por debajo de los 65 dólares, impulsó un nuevo incremento en la tasa de cambio dólar/peso", dijo un informe del Banco de Bogotá.

El peso abrió a 2.366 y fluctuó entre 2.351 y 2.400 unidades, con negocios por 800 millones de dólares.

"La gente está muy nerviosa, toda la crisis sobre el tipo de cambio por ahora es importada, no tiene que ver con las necesidades de liquidez del mercado local", opinó Arnoldo Casas, gerente de investigaciones económicas de la firma Profesionales de Bolsa.

En tanto, el mercado secundario de deuda pública interna reportó un comportamiento mixto, con valorizaciones en la parte corta de la curva alentado por el anuncio del Banco Central de que comprará papeles por 500.000 millones de pesos (209,5 millones de dólares) con los recursos que obtenga de la venta de dólares.

No obstante, los títulos de larga duración mostraron desvalorizaciones.

Mientras los papeles con vencimiento en noviembre del 2010 cerraron valorizados a un 10,772 por ciento, los de maduración hasta julio del 2020 cayeron a un 13,6 por ciento.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?