| 10/28/2008 12:00:00 AM

Peso colombiano cierra con leve retroceso por compras de fin mes

BOGOTA- El peso colombiano cerró el martes debilitado en un 0,22 por ciento, en una jornada volátil entre ventas de dólares de agentes por el optimismo de los mercados externos y compras de clientes para cumplir con pagos de fin de mes.

La divisa finalizó a 2.404,3 por dólar, un nuevo máximo desde finales de agosto del 2006, con pérdida de 5,3 unidades con respecto al cierre del lunes, de 2.399.

La moneda fluctuó entre 2.356,25 y 2.407,5 unidades, después de abrir a 2.378,95, con negocios por 875 millones de dólares.

"A pesar de que al inicio el mercado reaccionó al optimismo global, donde se han presentado importantes rebotes en commodities y acciones, no se pierde de vista la difícil coyuntura externa. Por lo tanto, toda corrección bajista en el dólar es aprovechada por los agentes para comprar", dijo el analista Orlando González del Banco Popular.

Sólo en el último mes, el peso acumula una depreciación del 12,31 por ciento.

"El comportamiento devaluacionista intradía de la divisa se presenta como consecuencia de una fuerte demanda de dólares por parte del sector real en el mercado spot, comportamiento típico de los agentes por cierre de mes", sostuvo por su parte una nota del Banco de Bogotá.

En tanto, el mercado secundario de deuda pública interna reportó un comportamiento mixto, con valorizaciones en los plazos cortos y caídas en los precios de los papeles de larga duración.

Los operadores se mantienen a la expectativa del anuncio del Banco Central sobre los títulos TES que anunció que compraría en busca de irrigar liquidez al sistema financiero.

Los referenciados TES con vencimiento en julio del 2020 cerraron a un rendimiento del 13,546 por ciento, desde el 13,6 por ciento del lunes. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?