| 5/19/2008 12:00:00 AM

Peso colombiano cierra casi plano por cautela a coberturas deuda

Bogotá.- El peso colombiano cerró el lunes casi plano frente a la sesión anterior, en una jornada lenta, con los agentes a la expectativa de la evolución del plan del Gobierno para realizar coberturas de su deuda externa, que comenzó el viernes.

La moneda terminó a 1.780,6 por dólar, con una ganancia de apenas un 0,16 por ciento (2,95 unidades) con respecto al cierre del viernes, de 1.783,55.

Los operadores aumentaron su cautela luego de que el Ministerio de Hacienda informara que el viernes realizó la primera operación de cobertura de riesgo cambiario, por 100 millones de dólares.

"La nación seguirá realizando estas operaciones según condiciones de mercado y de forma discrecional y discreta," dijo el Ministerio en un comunicado.

El organismo explicó que el mercado tendrá conocimiento del monto total de coberturas que se hagan mensualmente, el día 15 del mes siguiente.

"El mercado se mantiene a la expectativa frente a las operaciones que podría realizar el Gobierno Nacional en las próximas semanas para la pesificación de la deuda externa y al comportamiento del precio internacional del petróleo," sostuvo un informe de la financiera Corficolombiana.

El peso abrió a 1.777 y fluctuó entre 1.775,02 y 1.782,4 unidades, promediando en 1.779,48, con negocios por un total de 804 millones de dólares.

Igualmente, la deuda pública interna local permaneció estable, con los agentes a la espera de la reunión de política monetaria del Banco Central, el próximo viernes, de la que un 80 por ciento de los consultados por Reuters pronosticó que mantendrá inalterada en el actual 9,75 por ciento su principal tasa de interés de referencia.

No obstante, un 20 por ciento de los encuestados estimó un alza de 25 puntos base a 10 por ciento en el tipo.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?