| 1/25/2011 1:45:00 PM

Peso chileno retrocede por cobre y mercados externos

El peso chileno cerró en baja el martes frente al dólar, presionado por un retroceso en el precio del cobre, principal exportación del país, y un deteriorado panorama bursátil externo, dijeron operadores.

Santiago - Al término de la sesión, el tipo de cambio spot anotó valores de 492,70 pesos comprador y 493,00 pesos vendedor, con una caída de la moneda chilena del 0,20 por ciento frente a los 491,70 y 492,20 pesos del cierre del lunes.

En lo que va del año, el peso acumula una caída del 5,07 por ciento frente a la divisa estadounidense, comparado con una apreciación del 8,4 por ciento que registró al cierre del 2010.

Agentes dijeron que el peso fue impactado principalmente por la caída que mostraba el cobre el martes, que llegó a cotizar a su nivel más bajo en un mes debido a preocupaciones de los inversores de que las alzas de tasas de interés en economías emergentes afecten la demanda de metales.

"Hemos tenido un mercado completamente revuelto donde, si bien el peso no estuvo muy fuera de sus lineamientos, sí ha estado muy volátil", comentó un operador.

El valor contado del metal rojo anotó una caída el martes de un 1,9 por ciento a 423,202 centavos de dólar la libra en la Bolsa de Metales de Londres.

"Además del cobre, el euro ha corregido constantemente ante el dólar y esos movimientos también han mandado el comportamiento acá. En la medida en que continúe este panorama, incluyendo a las bolsas que están cayendo, veremos fácilmente a nuestra moneda paseando por las 495 unidades", agregó.

Las transacciones electrónicas en el mercado cambiario local llegaron a 1.023 millones de dólares, frente a los 470 millones negociados en la jornada anterior.

A estas cantidades hay que agregar alrededor de un 10 por ciento que se negocia vía telefónica.

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?