| 8/29/2006 12:00:00 AM

Perú: García busca resolver conflicto de minera

Este es el primer problema serio que afronta García en apenas un mes de mandato.

Lima.- El gobierno peruano intentaba resolver el martes un conflicto entre la minera aurífera Yanacocha y campesinos que la culpan de contaminar sus fuentes de agua, en medio de críticas a la gestión del presidente Alan García por mostrar aparentes signos de debilidad.

En la víspera Yanacocha, que explota la mayor mina de oro de Latinoamérica, anunció la suspensión total de sus operaciones a raíz del bloqueo permanente de la carretera que conduce al asentamiento minero por parte de campesinos de la localidad de Combayo, del departamento de Cajamarca, a 560 kilómetros al norte de Lima.

Un centenar de personas se mantenía el martes apostado en la vía, vociferando arengas contra la minera y mostrando carteles en los que se leía "No a la minería irresponsable-destruye lagunas", entre otros mensajes.

Yanacocha, cuyo accionista mayoritario es la empresa estadounidense Newmont, ha manifestado extrañeza por la falta de acción del gobierno, que no ha intentado usar la fuerza policial para despejar la carretera.

Esta actitud de las autoridades tampoco es bien vista, en general, por otras empresas mineras, que recientemente se comprometieron con el gobierno a dar un aporte voluntario de 500 millones de soles (unos 154 millones de dólares) al año para que sean empleados en obras sociales.

"Después de que platicamos con el primer ministro, el ministro de Economía y Finanzas y el ministro de Energía y Minas se quedó en que se iba a preservar el estado de derecho y la seguridad en las zonas de desarrollo minero. Fueron unas de las condiciones que pusieron los mineros", recordó Oscar Gonzáles Rocha, vicepresidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, en entrevista con radio CPN.

Pero el martes el jefe del gabinete, Jorge del Castillo, reiteró la postura del gobierno de no intervención.

"Tenemos que tener muy en claro es que establecer mecanismos de diálogo no es signo de debilidad por el contrario es una afirmación de la autoridad", dijo del Castillo a periodistas.

"Nosotros no somos gente de violencia, somos gente de diálogo", sostuvo.

La ministra del Interior Pilar Mazzetti, aclaró que "la función de la Policía Nacional no es entrar a sangre y fuego a algún lugar, sino velar porque no se produzcan mayor cantidad de incidentes". A principios de agosto, cuando empezaron las protestas de los campesinos de Combayo, un enfrentamiento contra la policía y agentes de seguridad de Yanacocha terminó con un manifestante muerto.

Por eso, Del Castillo invitó el martes a las partes a reunirse en Lima para buscar una solución.

Un grupo de 45 campesinos de las 18 comunidades de Combayo llegó a la capital para asistir a la reunión, presididos por su alcalde Luciano Llanos. Llanos reiteró antes del encuentro, que protestan por la contaminación del agua y la desaparición de sus lagunas y manantiales. Agregó que esperan que el gobierno nombre una comisión de alto nivel que viaje a Cajamarca "para dar solución inmediatamente a nuestro problema".

"Nosotros no hemos pedido jamás que minera Yanacocha se vaya", aclaró Llanos en rueda de prensa.

"El reclamo de Combayo empieza en esa zona porque una laguna ya está a punto de desaparecer, y otra laguna bajando su caudal porque están haciendo unas excavaciones... también han desaparecido algunos pantanos y manantiales", sostuvo.

El sacerdote Marco Arana, director de la organización no gubernamental GRUFIDES, que apoya la causa de los campesinos, dijo que diferentes estudios realizados mostraron la presencia de metales pesados en peces de los ríos cercanos a la mina y filtraciones de cianuro que han afectado curso de agua.

Hace dos años, Yanacocha fue obligada a cancelar sus planes de exploración en un área cercana, conocida como Cerro Quilish, luego que campesinos realizaran violentas protestas por considerar que el proyecto amenazaba el suministro de agua.

Yanacocha había estimado tener una producción de entre 2,6 millones y 2,7 millones de onzas de oro para el 2006.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?