| 1/29/2009 12:00:00 AM

Perú aprobó la ejecución de la primera etapa del plan de estímulo

LIMA  - Perú aprobó la inyección de 4.500 millones de soles para ejecutar la primera etapa de un anunciado paquete de estímulo económico que busca paliar los efectos de la crisis financiera global, dijo el miércoles el ministerio de Economía y Finanzas.

El llamado "plan anticrisis", presentado en diciembre por el presidente Alan García, contempla una inversión pública extra de 10.000 millones de soles (unos 3.160 millones de dólares).

La aprobación, primer acto del flamante ministro de Economía, Luis Carranza, incluye una reducción del 10 por ciento en los precios del diésel y las gasolinas; la inversión de 1.900 millones de soles en infraestructura, y más de 700 millones de soles para obras de orden social.

Asimismo, indicó que se está trabajando para mantener líneas de crédito abiertas y para obtener préstamos de agencias multilaterales.

El plan "busca dar impulso a la actividad económica, a la infraestructura y a los sectores sociales, lo que a su vez servirá para mantener el crecimiento económico en tasas mayores al 5 por ciento", precisó el ministerio en un comunicado.

La crisis global ya comenzó a pasarle la factura a Perú, con menores ingresos fiscales y exportaciones.

Según el último dato oficial, la economía peruana se expandió en noviembre pasado a la tasa mensual más baja en casi tres años, por una desaceleración en algunos sectores claves afectados por la turbulencia mundial.

Proyecciones oficiales indican que la economía local creció el año pasado un 9,1 por ciento y para el 2009 espera un expansión menor, en torno al 6 por ciento, aunque analistas estiman que la tasa será aún más baja por la crisis global.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?