| 12/7/2015 12:01:00 PM

Carta al Niño Dios

Dinero recopiló algunos de los deseos económicos de navidad para que el año próximo brille el sol y las perspectivas mejoren. ¿Agregaría uno a nuestra lista?

Querido Niño Dios:

El Dinero no compra todo, y menos con esta inflación, pero no importa: tráenos que nunca sobra.

Con las velitas de esta noche, ilumina a los sabios de la reforma tributaria y a los políticos que van a tramitarla, para que no nos metan tanto la mano al bolsillo. Ciérrale el paso a los micos y ábreles camino a quienes construyen carreteras.

Ayúdanos a llegar el año entrante más temprano al trabajo, que los trancones bajen un poco o que el taxista nos lleve y cobre lo que es.

Intercede por nosotros para que los pesimistas se equivoquen: que China brille y que la Fed no nos siga espantando. 

Sabemos que hemos tenido más suerte que otros y por eso te pedimos por nuestros hermanos de Brasil, de Ecuador, de Venezuela, de Argentina. Dales paciencia y en el bolsillo resistencia.

Haz que en lugar de seguir viendo cómo cae el precio del petróleo veamos caer la lluvia del cielo.

Líbranos del dólar sin techo, no nos dejes caer en la tentación de los regalos excesivos esta navidad y ruega por nosotros los consumidores ahora y en la hora de pagar las cuentas. Amén.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?