| 2/25/2008 12:00:00 AM

Pequeños exportadores chinos golpeados por yuan en alza

Shanghai.- Para los funcionarios de Pekín, impulsar el yuan a un ritmo más rápido parece una forma inteligente de responder tanto a la creciente inflación de China, como a su enorme superávit comercial.

Pero para Xu Jianchang, gerente general de una firma exportadora de ropa en el este de China, una empresa que emplea a casi 4.000 trabajadores, una subida del yuan amenaza con reducir las ganancias netas anuales en más de la mitad.

"Cada alza de un punto porcentual del yuan significa una pérdida de medio punto porcentual de nuestras ganancias cambiarias," dijo Xu a Reuters por teléfono, desde las oficinas principales de Ningbo Seduno Group Co Ltd en Ningbo, una ciudad del este de China.

Dos años y medio después de que China revalorara su moneda y la liberara de una paridad con el dólar, la apreciación del yuan, acelerada por la decisión de Pekín de usar la política cambiaria para combatir la inflación, empieza a afectar fuertemente a los resultados de muchas pequeñas y medianas empresas con bajos márgenes de ganancias.

El yuan se ha apreciado 4,5 por ciento contra el dólar desde octubre pasado, para un fuerte aumento anualizado de 15 por ciento.

Aunque los operadores de cambios prevén que el ritmo de apreciación en todo el año sea un más modesto 8,5 a 10 por ciento, esto representa una fuerte alza desde 6,9 por ciento en el 2007, y un leve 3,4 por ciento en el 2006.

El banco central, y muchos analistas, arguyen que esta apreciación más veloz no hará mucho daño a la economía china, a medida que las empresas recortan costos, avanzan a productos de mayor valor agregado y se centran en el auge de la demanda nacional.

Pero para las firmas más pequeñas, orientadas a la exportación, ya golpeadas por la finalización de unos reembolsos de impuestos y otros cambios en la política, el dolor ya es muy real.

En Wenzhou, un centro de nuevas empresas conjuntas del sector privado en la próspera provincia de Zhejiang al sur de Shanghái, el repunte del avance del yuan desde fines del año pasado forzó a que alrededor de la mitad de las nuevas compañías que abrieron durante ese año suspendieran las operaciones antes de fin de año, dijo Zhou Dewen, jefe de la Asociación de Promoción del Desarrollo de Pequeñas y Medianas Empresas de Wenzhou.

"La rentabilidad promedio de las empresas de Wenzhou se ubica sólo en 3-5 por ciento de los activos," dijo Zhou a Reuters por teléfono. "Un alza de 3 por ciento en el yuan borraría todas las ganancias en muchas firmas de aquí, en particular, las companías textiles y de calzado de baja rentabilidad."

En Wenzhou hay más de 300.000 empresas pequeñas, que se centran en productos intensivos en trabajo, de bajo valor agregado como textiles, calzado, encendedores, lentes, muebles y electrónicos. Alrededor de la mitad de ellas producen para la exportación, dijo Zhou.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?