| 4/16/2008 12:00:00 AM

Pequeñas empresas, pesimistas sobre economía de EEUU: sondeo

Detroit.- Una mayoría de empresas pequeñas y medianas considera que la economía estadounidense está peor que hace cinco años, mientras que casi la mitad espera que el próximo año se produzca una recesión, mostró el miércoles un sondeo.

Además, más de la mitad de los consultados dijeron que enfrentaron dificultades para conseguir un crédito durante el último año, afectados por el racionamiento crediticio global.

La Asociación Nacional de Pequeñas Empresas dijo que su sondeo 2008 entre compañías pequeñas y medianas reveló que un 71 por ciento de los consultados dijo que la economía está peor que hace un lustro, un alza frente al 43 por ciento que pensaba así en el 2007.

Las pequeñas empresas generalmente son responsables de una fuerte creación de empleos en la economía. Agrupaciones como la Asociación Nacional de Pequeñas Empresas han dicho que sus miembros temen que la crisis inmobiliaria pueda derivar en una recesión.

"Nuestro sondeo muestra claramente cómo la desaceleración económica está afectando a las pequeñas empresas," dijo el presidente de la Asociación, Todd McCracken, en un comunicado.

"Este año, un asombroso 71 por ciento (de los consultados) tienen un panorama negativo sobre la economía, claramente las pequeñas empresas está sintiendo el impacto," agregó.

Un 45 por ciento de los consultados dijo que cree que la economía estadounidense caerá en recesión el próximo año, al tiempo que un 55 por ciento consideró que era más difícil conseguir un préstamo ahora que hace un año.

El porcentaje de consultados que busca un crédito bancario para financiarse se redujo a un 28 por ciento, la cifra más baja desde que comenzaron a llevarse registros en 1993 y una leve caída respecto al 29 por ciento del año anterior, mostró el sondeo.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?