| 7/6/2010 5:15:00 PM

Pena de 85 años para gestor inmobiliario que estafó US$23 millones

Un gestor inmobiliario fue sentenciado hoy en Nueva York a cumplir 85 años de cárcel por orquestar un fraude con el que estafó más de 23 millones de dólares a unos 250 inversores, informó hoy la Fiscalía federal de Manhattan.

Nueva York.- Irving Stitsky, de 55 años, recibió hoy la elevada condena de cárcel después de que un jurado lo hallara culpable de estafar a los clientes que consiguió desde finales de 2003 con la firma inmobiliaria Cobalt Real State Services, a quienes convencía para invertir en bienes raíces "mediante engaños".

Stitsky, que contaba ya con un historial delictivo, según la Fiscalía, organizó un fraude a través de esa compañía para que sus clientes invirtieran en propiedades que en ocasiones no existían y a quienes cobraba amplias comisiones sin informarles previamente, entre otras cosas. Las autoridades informaron así que Stitsky y sus socios, William Foster y Mark Shapiro, quienes también fueron hallados culpables pero aún esperan sentencia, engañaron repetidamente a sus víctimas para crear un esquema de negocio fraudulento con el consiguieron ganancias de más de 23 millones de dólares.

Además, la Fiscalía también explicó que los acusados ocultaron a sus clientes quiénes controlaban Cobalt Real State Services realmente, una empresa "con muy poca o ninguna experiencia en el mercado inmobiliario", y que Stitsky tenía un historial delictivo.

"Se trata de un enorme fraude que tuvo como víctimas a individuos que, en su mayor parte, no eran particularmente expertos en inversiones, y que merece un castigo muy severo", dijo este martes al dictar la sentencia de 85 años de cárcel la jueza federal Kimba Wood, quien calificó a Stitsky de "estafador empedernido".

Wood también impuso a Stitsky una pena de tres años de libertad vigilada y le ordenó el pago de más de 22 millones de dólares para restituir el dinero robado.

Para el fiscal federal de Manhattan, Preet Bharara, Stitsky es "un delincuente reincidente que robó millones de dólares a centenares de inversores mediante artimañas y engaños". "Se cebaba en víctimas vulnerables, entre las que se incluyen numerosas viudas y jubilados, prometiendo falsamente intereses en sus inversiones mediante Cobalt Real State Services", añadió Bharara, quien detalló que la firma ofrecía inversiones en un hotel en Miami (Florida) que ni siquiera poseía.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?