| 3/26/2008 12:00:00 AM

Pedidos de bienes duraderos en EEUU bajan 1,7% en febrero

Washington.- Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos bajaron en febrero un inesperado 1,7 por ciento, mientras que un indicador clave sobre la inversión empresarial también registró una fuerte caída, mostró el miércoles un informe del Departamento de Comercio.

Analistas consultados por Reuters esperaban que las órdenes de productos fabricados para durar al menos tres años registraran un alza de 0,8 por ciento, desde una caída de 4,7 por ciento en enero, revisada desde un dato original de un descenso del 5,1 por ciento.

Los pedidos de bienes de capital no destinados a la defensa, excluyendo aeronaves, un indicador sobre la inversión empresarial, cayeron un 2,6 por ciento tras haber descendido un revisado 1,8 por ciento en enero.

Analistas consultados por Reuters esperaban que esta medida cayera apenas un 0,1 por ciento desde un dato inicial de una baja del 1,5 por ciento en enero.

"Es difícil sacar muchas conclusiones de un mes en particular (pero el informe) es consistente con una economía operando al borde de una recesión, si es que ya no está en una," dijo Scott Brown, economista jefe de Raymond James & Associates en San Petersburgo, Florida.

En un reflejo de esa sensación, los precios de los bonos del Tesoro extendieron sus alzas, mientras que el dólar amplió su baja al ver que el informe muestra una economía débil que necesitaría que la Reserva Federal baje las tasas de interés.

Por su parte, las órdenes de maquinaria disminuyeron un 13,3 por ciento, la mayor caída desde que comenzaron a llevarse registros en 1992, aunque el Departamento de Comercio señaló que en los últimos dos meses estos pedidos habían subido.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?