| 6/17/2008 12:00:00 AM

PDVSA objeta venta de activos de Cemex Venezuela

Caracas.- La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) objetó la decisión que tomó la filial venezolana de la cementera mexicana Cemex de vender sus acciones en las empresas vinculadas al grupo que operan en Panamá, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Guadalupe.

Las críticas de PDVSA a la operación de Cemex Venezuela surgen en medio del proceso de nacionalización del sector cementero que adelanta el gobierno del presidente Hugo Chávez.

PDVSA dijo el lunes en un comunicado que la cementera Cemex Venezuela tomó una "decisión unilateral" que vender sus activos externos "sin notificar al Estado venezolano". "PDVSA puntualiza que nunca ha avalado la decisión de Cemex Venezuela de traspasar las propiedades que poseía en el exterior a su casa matriz, y mucho menos la forma ni el monto en que fue llevada a cabo dicha transacción", refiere el escrito.

La corporación estatal sostuvo que durante la negociación que mantiene con las cementeras para su nacionalización "ha tratado de que todas las acciones emprendidas sean producto del consenso de todas las partes, por lo que jamás ha tomado decisiones unilaterales en perjuicio de los accionistas".

Cemex Venezuela anunció la semana pasada que vendió las acciones que poseía en las subsidiarias que operan en Panamá, República Dominicana, Trinidad y Tobago, y Guadalupe. La compañía indicó que los títulos fueron vendidos por 355 millones de dólares, y que esa operación no generará "movimientos de efectivo" debido a que pasará al renglón de "cuenta por cobrar de Cemex Venezuela".

La venta de activos de Cemex Venezuela también ha sido cuestionada por la Comisión Nacional de Valores, que es el organismo que supervisa el mercado de capitales local. Las acciones de la cementera venezolana se cotizan en la actualidad en la Bolsa de Valores de Caracas. El gobierno venezolano activó a mediados de abril conversaciones con los representantes de Cemex, Lafarge de Francia y la suiza Holcim Ltd, para proponerles un modelo de asociación donde el Estado tendría mayoría accionaria.

La administración de Chávez ha planteado que la toma de control de las cementeras será similar al proceso que realizó el año pasado con los cuatro proyectos petroleros de la faja oriental del río Orinoco, donde el Estado asumió una participación de 60%. Chávez nacionalizó el mes pasado la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) como parte de un proceso para llevar a Venezuela hacia un modelo socialista.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?